Reconoce que no todos iban a quedar procesados

Tras lo ocurrido en Zihuatanejo asegura se tomó la decisión correcta

Acapulco, Gro.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, instó a los alcaldes de Guerrero para que sean vigilantes de los cuerpos policiacos para evitar hechos como el ocurrido en Zihuatanejo.

También se refirió al caso de Zihuatanejo, donde 20 ex mandos y ex policías resultaron indiciados por delitos federales.

Aunque, reconoció que no todos los detenidos aquel pasado 16 de mayo en la dirección de Seguridad Pública de Zihuatanejo iban a salir sujetos a proceso, por lo que 40 de ellos quedaron en libertad.

“Lo que yo creo es que (en el caso del operativo en la dirección de Seguridad Pública) se tomó una decisión de fondo, yo creo que se hizo lo necesario y lo correcto”, remarco en conferencia de prensa en Acapulco.

Dijo que hasta el momento no se tiene informes de una situación similar a la ocurrida en Zihuatanejo de Azueta, e instó a los gobiernos locales para hacerse responsables de sus corporaciones de seguridad.

“El gobierno del estado no es vigilante de las policías. El gobierno del estado, acudirá cuando le hagan un planteamiento de ayuda y de intervención junto con la federación como lo hicimos en esta ocasión.

Astudillo Flores dejó en claro que el gobernador ni el gobierno del estado son vigilantes de las policías municipales y reiteró que cada municipio será responsable de la operatividad de sus policías.

Deja tu opinión