Acapulco, Gro.- Más de 300 agentes de la CRAC-Policía Comunitaria y organizaciones sociales en la casa de justicia de «El Paraíso», realizó una marcha para exigir la libertad de Arturo Campos Herrera y otros encarcelados, desde hace cinco años.
La protesta demanda la cancelación de las ordenes de aprehensión contra luchadores sociales, la presentación con vida de los 43 normalistas y la libertad del ex coordinador del Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC-PC), Campos Herrera.
A la protesta llegaron las resentaciones de Salvador Atenco, Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), CRAC-Policía Comunitaria de San Luis Acatlán, así como madre e hijos de los comunitarios recluidos.
La exigencia de las diversas autoridades comunitarias, sociales y magisteriales marcharon en la comunidad serrana de «El Paraíso», en el municipio de San Luis Acatlán, en la región de la Costa Chica del estado.
Recluidos desde hace cuatro años sus familiares e hijos reclaman que dejen en libertad a los policías comunitarios y a su líder el indígena Na Savi, Arturo Campos Herrera.
Aunque su esposa Agustina García de Jesús, ha sido una de las principales activistas para lograr la libertad de su esposo, hoy no asistió a la movilización para exigir su libertad.

Deja tu opinión