Por el bajo monto en el reparto de utilidades

 

Molestos por el escaso monto del reparto de utilidades, trabajadores de las tiendas SAMs, Walmart y Aurrerá pararon labores en tres ciudades de Guerrero, esperan que sus patrones incrementen la cantidad del beneficio que por ley les corresponde.  

Desde las 09:00 horas de este domingo 21 de mayo, los trabajadores de diferentes áreas de las tiendas departamentales decidieron bajar las cortinas. 

Explicaron que en 2016 la empresa les pagó 2 mil 500 pesos por concepto de utilidades, pero este año solamente les cubrió  la cantidad de 300 pesos, situación que consideraron como injusta, porque no corresponde a lo que ellos en realidad generan como utilidad.

En el acto del cierre de los establecimientos, señalaron que los salarios que pagan dichas tiendas de por sí  son muy bajos, pues en promedio representan mil 100 pesos quincenales para cada empleado.

Además, señalaron que año con año, el monto global del ingreso se contrae, razón por la que es imposible que generen antigüedad en ese tipo de empresas.

En las sucursales que Sams, Aurrera y Walmart tienen en Ciudad Altamirano, Taxco y Chilpancingo, los trabajadores decidieron bajar las cortinas y suspender las ventas para presionar a los directivos a nivel nacional.

En cada una de las entradas colocaron carteles en los que dan a conocer sus demandas, entre ellas el pago justo del bono anual por utilidades; un trato digno a los trabajadores y la copia de la declaración fiscal anual del negocio, para que tengan certeza respecto al monto que se les asigna como utilidad.

Los sucursales permanecieron cerradas durante toda la jornada del domingo, si hay un acuerdo, los trabajadores podrían reabrir este lunes 22 de mayo.

Deja tu opinión