Tras la desaparición de los 43

A 31 meses de que fuera incendiado por estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, el jefe del Ejecutivo local, Héctor Astudillo Flores puso en marcha nuevamente el edificio Tierra Caliente de Palacio de Gobierno, en la parte sur de Chilpancingo.

Este lunes 8 de mayo se cumplieron 31 meses de que estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, acompañados por integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) ingresaran a las instalaciones de Palacio de Gobierno y causaran daños en los edificios Centro, Montaña, región Norte y Tierra Caliente.

La parte más afectada de ese día fue el Tierra Caliente, en donde operaba la Secretaría de Desarrollo Oficial (SEDESO) y parte de la Contraloría General del Estado, al cual los normalistas le prendieron fuego para dejarlo en pérdida total.

La incursión se dio en el contexto de las reacciones que los normalistas desplegaron en diferentes oficinas del gobierno estatal, como una reacción por los ataques del 26 de septiembre de 2014 en Iguala de la Independencia, que dejaron como saldo seis muertos y 43 de sus compañeros desaparecidos, de los que hasta el momento se desconoce su paradero.

El gobernador Astudillo Flores, su esposa Mercedes Calvo y varios de sus colaboradores, entre ellos el secretario de Finanzas; Héctor Apreza Patrón; el de Gobierno Florencio Salazar Adame; el director del Comité de Planeación y Desarrollo del Estado, David Guzmán Maldonado y entre otros, el director del Instituto de Educación para los Jóvenes y los Adultos, Jorge Salgado Parra.

La reconstrucción del inmueble costó 32 millones de pesos, en él van a regresar por lo menos 600 trabajadores y fue reforzado para resistir movimientos de tierra de alta densidad.

Para el gobernador de Guerrero, la puesta en marcha nuevamente del edificio en mención, tiene el objeto de mandar el mensaje de que la vida institucional del estado se está recuperando plenamente.

Deja tu opinión