El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre aseguró que no es de su agrado el “golpeteo político” que partidos como Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI) realizan constantemente a su trabajo administrativo.

Luego de reunirse a puerta cerrada con el Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Chilpancingo, el edil porteño omitió hablar específicamente sobre su presencia en la capital y mencionó que su visita se debió a trabajos de gestión en algunas dependencias de gobierno.

En la reunión que sostuvo con la dirigencia del PRD, dijo que pidió acordar un encuentro con la fracción parlamentaria del PRD, la cual encabeza la legisladora Erika Alcaraz Sosa.

Se declaró listo, en caso de ser requerido por el Congreso del Estado para comparecer, esto ante las constantes críticas que realiza la bancada del PRI.

“El presidente está listo, listo para que en el momento en que los diputados requieran mi presencia ahí estar con gusto, institucionalmente dando a conocer lo que ellos quieran, no me gusta el golpeteó y las formas que luego se presentan”, precisó. 

Convocó a los opositores a su gobierno, a actuar con responsabilidad y no obstaculizar los trabajos administrativos, pues en su momento él fue opositor y recalcó: “nunca fui una piedrita en el zapato con nadie”.

Velázquez Aguirre rechazó hablar de una posible postulación para participar en una elección continua, por lo que también negó hablar sobre la existencia de una estrategia impulsada por la oposición, para desacreditar la administración que actualmente preside.

 

Deja tu opinión