A casi ocho años de distancia, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Ignacio Olea Peláez sostuvo que en dos o tres semanas a más tardar, la dependencia a su cargo esclarecerá el asesinato cometido en agravio de Armando Chavarría Barrera, quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local.

Olea Peláez destacó que lleva un año y siete meses trabajando en el caso Chavarría, quien fuera asesinado la mañana del 20 de agosto de 2009 en la puerta de acceso de su domicilio, en el lado sur de Chilpancingo.

Dijo que a partir de que se cometió el crimen de referencia, solamente una titular de la FGE ha manejado con talento y responsabilidad las investigaciones, refiriéndose al caso de Martha Elba Garzón Bernal.

Los demás responsables de la institución, manifestó que simplemente no hicieron nada.

El presidente de la comisión de Justicia, Héctor Vicario Castrejón consideró como importante el anuncio hecho por el fiscal, por lo que indicó que habrá que esperar a que se den a conocer las conclusiones anunciadas por el funcionario.

Silvano Blanco de Aquino, integrante de la fracción parlamentaria del Movimiento Ciudadano (MC), solicitó al fiscal que no caiga en el error de adjudicar el crimen a la guerrilla, como en su momento pretendió hacerlo el ex procurador David Augusto Sotelo Rosas.

Dicha versión, dijo que en su momento fue desacreditada y se tomó como una forma de tratar de encontrar una solución por la vía del chivo expiatorio.

Deja tu opinión