En tres puntos diferentes; no hay detenidos  

Aunque la vigilancia policíaca se incrementó en los últimos días, entre las 14 y 15:30 horas del sábado 10 de junio, en diferentes puntos de la capital de Guerrero se registraron ataques armados que dejaron el saldo de cinco personas muertas.

El primer hecho se registró alrededor de las 14:30 horas en la ampliación Lázaro Cárdenas, colonia ubicada en la parte norte de la ciudad, cuando tres hombres que se desplazaban a bordo de un auto tipo Shadow fueron atacados a balazos por desconocidos.

La unidad quedó con la trompa inclinada hacia una barda, dos de los ocupantes murieron en los asientos delanteros de la unidad; el conductor vestía pantalón de mezclilla y playera color roja, con las siglas de una empresa refresquera.

La segunda víctima vestía pantalón de mezclilla color azul, una sudadera azul con vivos color café, mientras que el tercero fue baleado en el asiento trasero.

Los tres hombres tenían entre 20 y 25 años, todos recibieron impactos de bala en la cabeza, murieron en el sitio del ataque.       

Después, alrededor de las 15:00, en la parte alta del mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, un hombre fue ejecutado a balazos por desconocidos, el cadáver fue levantado por personal del Servicio Médico Forense (Semefo) en las gradas que llevan hacia la antigua terminal de autobuses Flecha Roja.

A los pocos minutos, en la calle Andrés Manuel López Obrador, en la colonia PRD, sobre la parte poniente de la ciudad, desconocidos atacaron a balazos al conductor del taxi 540  de la “Línea Guerrero”.

El chofer recibió impactos de bala en varias partes del cuerpo, al momento de la agresión se recargó en el asiento, vestía pantalón de mezclilla y playera color blanca.

Los tres hechos provocaron la movilización de personal de la Policía Preventiva Municipal, del Estado y de la Federal (PF), aunque entrada la tarde no se tenían reportes sobre la detención de personas implicadas en los hechos.

Desde el comienzo de la semana que termina, los patrullajes de la PF, policía del estado y del Ejército Mexicano se incrementaron con la intención de inhibir las agresiones entre los grupos de delincuentes que se disputan la capital del estado.

  

Deja tu opinión