De las 225 denuncias que recibió la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) durante el proceso electoral ordinario y extraordinario del 2015, 8 fueron vinculadas a proceso y 5 ameritaron orden de aprehensión.

En entrevista, el director general de averiguaciones previas y control de procesos, encargado de la FEPADE, Ulises Sandoval Catalán resaltó que ese órgano logró 5 órdenes de aprehensión contra infractores del desarrollo de la función electoral.

«Tenemos un avance del 98 por ciento concluidas, tenemos diversas averiguaciones previas que fueron consignadas en su momento, y se obsequiaron órdenes de aprehensión para infractores de la ley general en materia de Delitos Electorales», argumentó Sandoval Catalán.

Tres de las cinco órdenes de detención, no fueron ejecutadas por la autoridad luego de obtener la protección de la justicia federal, aseguró el funcionario.

Mientras que las otras dos personas, comparecieron ante las autoridades correspondientes y actualmente se encuentran en libertad.

Sandoval Catalán puntualizó que la FEPADE, no sólo investiga delitos que se cometen durante el proceso electivo, sino también aquellos que se pueden cometer en cualquier momento.

«A dos años del proceso electoral ordinario y extraordinario, se iniciaron diversas investigaciones, de esas investigaciones se iniciaron averiguaciones previas, recordemos que Guerrero inició con el nuevo sistema de justicia penal, juicios orales, en el cual se inician carpetas de investigación, más apegadas a derecho», enfatizó.

El funcionario insistió que los delitos electorales no representan una falta grave, y por ello a aquellas personas que se les pueda acreditar el delito, tienen la posibilidad de pagar una sanción económica.

En las elecciones de 2015, los guerrerenses eligieron gobernador, presidentes municipales y diputados.

Deja tu opinión