Acusa que una extorsión detonó el enfrentamiento

Tres de una célula delictiva huyeron, pero están identificados

Acapulco, Gro.- Una denuncia de extorsión detonó un enfrentamiento, persecución y balacera de presuntos delincuentes contra la Policía Ciudadana y Justicia Comunitaria de la UPOEG, que dejó un saldo de seis muertos, entre ellos un menor de cuatro meses de edad.

Asegura que tras el enfrentamiento los presuntos delincuentes huyeron a sus domicilios y hasta allá, los persiguieron los agentes de la UPOEG, ahí se dio otro enfrentamiento lo que fue aprovechado para huir.

Ayer al filo de las 13:30 horas, una denuncia por parte del Comisario Municipal, Cayetano Bello Delgado, alertó a las autoridades municipales que había ocurrido una balacera en la vereda, sobre la calle de La Ceiba, en el poblado de San Pedro Cacahuatepec, zona rural de Acapulco.

“Un ingeniero que se dedica a vender lotes, lo han estado extorsionando y, pidió auxilio a la Policía Ciudadana. Los policías ciudadanos llegaron a donde vendían los lotes y ahí llegaron los que están cobrando, ahí se dio (un primer) enfrentamiento, la policía (de la UPOEG), repelió la agresión y se inicia la persecución”, narró en conferencia de prensa Bruno Plácido Valerio.

El líder comunitario, remarcó que se trató de un enfrentamiento entre Policías Ciudadanos y extorsionadores del grupo criminal que lideraba Erasto García Muñoz alias “El Gato”, quien fuera detenido por la PGR en Morelos.

“Quise venir a aclarar, porque se maneja masacre. No se puede hablar de masacre cuando son extorsiones por venta de lotes y que son gente que se dedica a la extorsión y a delinquir.

“Nosotros nos vamos a abrir a las autoridades, el día de mañana vamos a presentar a los compañeros que participaron para que den un informe voluntario ante la Fiscalía General del Estado y se deslinden responsabilidades en este hecho lamentable en Cacahuatepec”, dijo.

Plácido Valerio, dijo que el agraviado por la extorsión acudirá ante la FGE para señalar que era víctima de un delito por parte de tres hombres que huyeron y que están identificados se refugiaron en sus casas.

Con relación a la muerte de los menores, el dirigente de la UPOEG, refirió que la Fiscalía debe realizar los peritajes correspondientes y revisar si las víctimas fallecieron por herida de bala u otras causas.

Del señalamiento de familiares de los deudos que los comunitarios se habían robado 20 mil pesos, de una de los cuartos, el promotor de la UPOEG, dijo que deben de presentar pruebas de lo que les imputan.

“Se habla de 20 mil pesos que se robaron, será el dinero que ellos ya habían cobrado de la extorsión, tenemos que investigar todo un proceso y declarar a los heridos, así como investigar a que se dedicaban”, señaló.

 

Deja tu opinión