Diputados del Congreso local aprobaron un exhorto al gobernador, Héctor Astudillo Flores, para que para que instruya a la titular de la Secretaría de la Mujer y al Secretario de Gobierno a que den seguimiento a la emisión de la alerta de género, y se genere un sistema de indicadores de desempeño que permita evaluar las metas trazadas.

El exhorto se extendió a los ayuntamientos de Acapulco, Zihuatanejo, Chilpancingo, Coyuca de Catalán, Iguala, Ometepec, Tlapa y Ayutla, en donde fue decretada la alerta de género, para que integren un plan estratégico que ejecute y evalúe la alerta desde el territorio municipal, y a la Fiscalía General del Estado, para que en un plazo de cuatro a seis meses fortalezca la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio.

El exhorto fue aprobado por mayoría calificada, toda vez que la representante de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez, votó en contra, argumentando que no es partidaria de sacar “raja política” de un tema que costó la vida a cientos de mujeres y niñas.

Al proponer  el exhorto, la diputada perredista Eloísa Hernández Valle, señaló que se debe reconocer que la realidad de las mujeres en Guerrero es en extremo complicada, desde los índices de muerte materna, de la violencia de género, de la violencia obstétrica, violencia política y  la criminalidad feminicida.

Dijo que debe hacerse un llamado a las organizaciones no gubernamentales, y a los grupos sociales para que puedan  compartir la  responsabilidad y se busque una política pública que impacte  en los índices de muertes de mujeres.

Refirió que el poder Ejecutivo del estado debe retomar la defensa de los derechos sociales, pero en esta ocasión, de manera particular en las mujeres.

“El poder Ejecutivo debe retomar la defensa de los derechos de la sociedad, pero en esta ocasión en particular nos referimos a defender la vida de las mujeres de la violencia doméstica, de la violencia de género, de la violencia que genera feminicidios. Una sociedad con miedo es una sociedad destinada a la desestabilización, al estancamiento y nulo desarrollo social y económico”, señaló.

El pasado 22 de junio, el gobernador Astudillo Flores decretó alerta de género para ocho municipios del estado, reconociendo un problema de violencia de género, que registró  una cifra de 744 homicidios dolosos en contra de mujeres y niñas de 2009 a 2016, y 142 feminicidios desde diciembre de 2010. Un día después, la Secretaría de Gobernación declaró la alerta para los mismos municipios.

Hernández Valle expuso que en 2015, a nivel nacional, 38 por ciento de las agresiones y lesiones en contra de mujeres tuvieron lugar en una vivienda, y casi en la misma proporción en un lugar público, y en el caso de hombres, el 58 por ciento de agresiones le sucedieron en la calle, y alrededor del 20 por ciento en el hogar, lo que da un indicativo de violencia de género.

Sin embargo, la diputada de Morena refutó que hay “políticos sin escrúpulos” que ven en la declaratoria de alerta de género una oportunidad de tener beneficios políticos, vanagloriándose de un apoyo hacía las mujeres.

“Para arribar a esta declaratoria murieron cientos de mujeres y niñas, y lo mejor hubiese sido que nunca se hubiese emitido. No soy partidaria de sacar raja de la tragedia y del luto de cientos de familias guerrerenses, tampoco estoy de acuerdo en que a partir de la emisión de alerta de género, ahora se pretenda burocratizar para evaluar metas y desempeños, porque eso implicaría consentir que la violencia hacia las mujeres siga ocurriendo”, dijo. 

Deja tu opinión