El titular de la SSP se negó a dialogar con ellos

Al menos 200 policías que fueron despedidos por iniciar un paro laboral en mayo pasado, informaron que han solicitado el beneficio del amparo ante el Poder Judicial de la Federación con la intención defender su permanencia en el trabajo, aseguran que ya les deben dos quincenas y dos viáticos, porque hasta el momento no han firmado ningún finiquito.

En la explanada del edificio que alberga a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), los policías despedidos reprocharon la actitud que mantiene el presidente de dicho organismo, Ramón Navarrete Magdaleno, quien dijeron, los ha plantado hasta en dos ocasiones.

En ese lugar leyeron un comunicado en el que hablaron sobre la insistencia de regresar a su trabajo, pues no van a recibir lo que se les ofrece no garantiza el bienestar para sus familias.

Indicaron que están frente a un abuso de autoridad por parte del titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lo que ya fue tomado en cuenta por las instancias correspondientes.

Informaron que el viernes 16 de junio pasado, el Poder Judicial de la Federación notificó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que los actos de abuso contra los policías deben cesar inmediatamente, lo que deben notificar 24 horas a partir de la notificación correspondiente.

Entre los abusos que enumeran, está el privar a cada elemento del cobro de su salario, los viáticos, la constancia de servicio y del bono del Día del Padre, entre otros beneficios.

Eso, indicaron que contraviene lo firmado por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto y del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que recientemente se comprometieron a no permitir ningún abuso de autoridad en el país.

En el documento leído en la explanada de Derechos Humanos, manifestaron que confían en que la justicia federal no permita que se les haga víctimas de tráfico de influencias ni de actos que dejen en condiciones de vulnerabilidad a sus familias.

“Nosotros estamos dispuestos a regresar a trabajar, siempre y cuando no haya actos represivos y nuestras constancia de comisión se presenten ante los juzgados federales, pues han negado todas las posibilidades de acercamiento”, anotaron.

En el caso de la SSP, manifestaron que el titular, Pedro Almazán Cervantes está bajo un procedimiento iniciado en el Poder Judicial de la Federación, a partir de la solicitud del amparo promovida por los elementos despedidos, los que manifestaron, están dispuestos a recibir una disculpa pública para iniciar el proceso de conciliación.

Pidieron una disculpa a la sociedad, pero manifestaron la necesidad de recurrir a instancias superiores para defender su trabajo, ya que el titular de la SSP se negó a dialogar con ellos desde que estalló el paro laboral.

Dijeron que al general Pedro Almazán le faltó voluntad para propiciar la conciliación en un tema que pudo resolver antes de que se saliera de control, ya que ahora está en los juzgados federales.

Antes de que haya un desenlace en el diferendo, advirtieron que de lo que le suceda a los policías que toman parte del movimiento, la responsabilidad recaerá en el titular de la SSP y el Gobierno estatal, ya que no tienen dificultades personales con nadie, solamente la lucha por tener mejores condiciones de trabajo.

Deja tu opinión