Eduardo Catarino también era secretario del Colegio de Abogados en el municipio

Familiares y compañeros del abogado Eduardo Catarino Dircio denunciaron que personal de la Policía del Estado mató a quemarropa al también representante del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) ante el Instituto Nacional Electoral (INE) en el distrito electoral federal 07, más aún, dijeron que le sembraron un AK-47 para justificar la forma en que lo privaron de la vida cuando allanaron su domicilio.

Lucas Moisés Catarino, presidente del Colegio de Abogados en el municipio de Tixtla, encabezó al grupo de colegas y familiares que denunciaron lo que consideraron como un exceso policíaco.

Dijeron que al calor de un enfrentamiento con supuestos integrantes de la delincuencia organizada, elementos de la policía del estado se metieron a la casa del abogado Catarino Dircio, quien dijeron, en ese instante se encontraba con su esposa y dos hijos.

La primera versión apunta hacia el hecho de que un delincuente, en su afán por evadir a la policía se metió por la fuerza al citado domicilio, provocando la persecución de los uniformados.

Al percatarse de lo que sucedía el también secretario del Colegio de Abogados de Tixtla se dirigió a gritos hacia los policías estatales para indicarles que él era el propietario de la casa, que su familia estaba con él.

“Los policías se aventaron contra el portón y le dispararon a quemarropa; su esposa les gritaba que era el casero pero no le hicieron caso: lo mataron frente a su mujer e hijos”, denunció Lucas Moisés Catarino, familiar y colega de la víctima.

Además del dolor de ver como su ser querido era asesinado, los familiares dijeron que observaron claramente el momento en que la policía colocó un rifle AK-47 en las manos del litigante.  

“Le pusieron el arma para decir que se trataba de un delincuente, pero nosotros les decimos que eso no es cierto, él era una persona honrada y trabajadora”, aseveró.

Otros familiares denunciaron que la policía estatal no permitió que al abogado Eduardo se le diera la atención médica inmediata, pese a que se presentaron ante el ayuntamiento para solicitar que se les facilitara el auxilio.

Para cuando los paramédicos de Protección Civil acudieron al lugar,  Catarino Dircio ya estaba muerto, lo que también consideraron como otra agravante.

Deja tu opinión