Tras reunión con comunicadores de las siete regiones

 

Tras una reunión con comunicadores de las siete regiones de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores presentó a la abogada Rigoberta Román Orea como la titular de la Fiscalía Especializada en la Atención de los Periodistas (FEAP), en el contexto de la implementación de los mecanismos encaminados a proteger a los comunicadores.

La reunión se desarrolló en la Sala de la República de la residencia oficial Casa Guerrero, tuvo una duración de más de tres horas y participaron al menos 20 trabajadores de diferentes medios de comunicación tras escuchar la explicación del mecanismo, expuesta por el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame.

La moderación estuvo a cargo de la directora de Comunicación Social, Erika Lursh Cortés, pero también estuvieron presentes funcionarios como Xavier Ignacio Olea Peláez, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Tulio Estrada Apátiga, subsecretario de Finanzas y Ramiro Avila Morales, delegado en Guerrero de la Secretaría de Gobernación federal.

Se hizo énfasis en el hecho de que el Mecanismo de Protección a Periodistas es un planteamiento que surge del gobierno federal, que implica la creación de órganos de gobierno en los que estarán incorporados los trabajadores de los medios de comunicación.

El mandatario estatal indicó la necesidad de que todas las organizaciones que incorporen a reporteros se sumen a las reuniones en las que se dialogará sobre el mecanismo, para efecto de establecer con claridad cuales son las propuestas que se van a tomar en cuenta en la conformación de la Junta de Gobierno, Consejo Consultivo y la unidad de análisis de riesgo.

En el encuentro  se mencionó la necesidad de mandar mensajes, en el sentido de que ningún agravio que vulnere las libertades de las personas, incluidos los reporteros, quedará impune.

Se habló sobre las complicaciones que tiene el hecho de ejercer el periodismo en una entidad como Guerrero, en donde los grupos del crimen organizado tienen amplias zonas  bajo su control.

Se mencionó la necesidad de sancionar a las personas que cometan actos que constituyan agresiones hacia los comunicadores, ya que en los asuntos que se han registrado en los primeros años de la administración del gobernador Astudillo Flores, no se tiene hasta el momento información relacionada con la detención de algún agresor.

Los asesinatos cometidos en contra de Francisco Pacheco Beltrán, reportero de radio en Taxco de Alarcón y Cecilio Pineda Birto, asesinado en Ciudad Altamirano, hasta el momento no se tiene conocimiento de sanciones aplicadas, lo que de alguna manera fomenta la impunidad.

Se recordó el agravio que constituye el hecho de que una célula del crimen organizado haya detenido a siete trabajadores de los medios en las inmediaciones de Acapetlahuaya, municipio ubicado en la Zona Norte de la entidad, los que fueron despojados de sus instrumentos de trabajo y de un vehículo.

Se precisó que no se trata de generar condiciones de excepción para los comunicadores, aunque sí de reconocer que se trata de un sector de la sociedad que desempeña una profesión de riesgo, de ahí que el gobierno federal haya tomado la iniciativa de poner en marcha dicho mecanismo.

El gobernador explicó que el mecanismo no podrá avanzar solo con la directriz del gobierno estatal, de ahí que se proponga la incorporación de 4 representantes del gremio periodístico a la Junta de Gobierno y 9 en el Consejo Consultivo.

En la parte final de la reunión, el mandatario estatal presentó a la abogada Rigoberta Román Orea como responsable de lo que será la Fiscalía Especializada en Atención a los Periodistas (FEAP), la que dijo, tiene experiencia en el ámbito de los derechos humanos.

No hubo objeciones por parte de los comunicadores que estuvieron presentes en la reunión.

En el organigrama de la administración estatal, Román Orea aparece como Directora de Seguimiento, Evaluación y Control de Derechos Humanos de la Secretaría General de Gobierno, dependencia a cargo de Florencio Salazar Adame.

El gobernador propuso que en la FEAD se incorpore un representante de los medios por cada una de las siete regiones de la entidad, lo que se quedó en el aire.

  

Deja tu opinión