La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) destituyó a 30 trabajadoras del Centro Ciudad de la Mujer de Tlapa, y disminuyó en un 50 por ciento el salario de 29 mujeres que permanecerán en sus áreas laborales, pese a que apenas hace nueve días fue decretada la alerta de género para ocho municipios de Guerrero, entre ellos, Tlapa.

Debido a lo anterior, personal del Centro paró labores este viernes para exigir que se cancelen los despidos y los recortes salariales anunciados por la autoridad federal.

Entrevistada vía telefónica, una trabajadora que pidió el anonimato, denunció que ayer recibieron una llamada de las oficinas centrales de SEDATU, en las que les notificaron el despido de  30 trabajadores que dejarán de laborar a partir de la próxima semana. Entre las cesadas se encuentra personal administrativo, de intendencia,  abogadas, psicólogas, y trabajadoras sociales.

Señaló que las 29 mujeres que permanecerán en sus trabajos sufrirán una reducción salarial del 50 por ciento, y ejemplificó que en el caso de una abogada que mensualmente percibía 13 mil pesos, ahora recibirá 6 mil 500, o el caso de una intendente que de seis mil pesos mensuales, pasará a mil 500.

Además, señaló que desde hace varios días fueron retiradas alrededor de 10 computadoras con las que operaba el Centro Ciudad de la Mujer, y ahora la documentación se tiene que realizar a mano, pues solo quedaron habilitadas dos.

El Centro Ciudad de la Mujer fue inaugurado por el presidente Enrique Peña Nieto en 2015 como parte de una política de brindar atención integral a las mujeres radicadas en la región de la montaña víctimas de la violencia, ofreciendo servicios médicos, psicológicos, jurídicos, capacitación de autoempleo y oportunidad de preparación académica.

El pasado 21 de junio, el gobernador, Héctor Astudillo Flores, decretó alerta de género para los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Ayutla, Zihuatanejo, Ometepec, Coyuca de Catalán, y Tlapa, al igual que lo hizo la Secretaría de Gobernación, un día después.

Pese a que el Gobernador reconoció 744 homicidios dolosos en contra de mujeres de 2009 a 2016, y 142 feminicidios desde  diciembre de 2010, cuando se tipificó como tal el delito, la SEDATU decidió recortar el personal del Centro Ciudad de la Mujer, en uno de los municipios con mayor índice de violencia de género en el estado.

La trabajadora denunciante dijo que la justificación que les dio personal de la SEDATU para aplicar los despidos, es que el recorte presupuestal para este ejercicio fiscal afectó a la dependencia, obligando la reducción de plazas y salarios.

Señaló que las afectaciones directas al Centro será la saturación de trabajo, y disminución de atención a las víctimas, pues una abogada que en promedio tenía 70 expedientes, ahora tendrá a su cargo alrededor de 200.

Estimó que de las mil 500 mujeres que actualmente atiende el Centro, el promedio de atención disminuirá en 50 por ciento, es decir, solo podrán recibir a 750 cada mes.

Deja tu opinión