Durante los últimos cuatro años, la actividad económica se deterioró 

En Tixtla, otro municipio afectado por la pugna entre “Rojos” y “Ardillos”, la actividad económica sufrió una caída del 70 porciento en los últimos cuatro años. Aunque no hay todavía comunidades abandonadas, los campesinos perdieron parte importante de su actividad mercantil, pues por el miedo, muchos de sus antiguos consumidores ya no llegan.

Hosseín Nabor Guillen, jefe de cabildo en Tixtla, sostiene que en dicho municipio no se ha sentido “la mano amiga del gobierno federal”, como sí sucede en otros lugares de la entidad.

Derivado del abandono en el que se encuentra, destacó que la economía sufrió un declive importante, lo que puede llegar a considerarse como dramático.

Desde hace un par de años, la pugna entre grupos del crimen organizado ha generado temor entre los habitantes de la cabecera y sus comunidades más cercanas.

Actualmente, los trabajos en materia de seguridad pública están a cargo de la Policía del Estado, la preventiva municipal y grupos de la Policía Comunitaria, aunque aclara que cada quien actúa en el marco de sus competencias.

Aún así, la violencia generada por los grupos delictivos que se disputan la plaza han alterado en mucho el ritmo de vida de sus habitantes, que pese a las dificultades, todos los días hacen lo necesario para regresar a la normalidad.

Recordó que Tixtla es un municipio mayoritariamente rural, gran parte de su población se dedica a la siembra de maíz y hortalizas, lo que podían colocar fácilmente en su mercado local, los consumidores llegaban de diferentes ciudades; como Chilpancingo, Mochitlán, Quechultenango y Chilapa.

Con el miedo, muchos consumidores no llegan y los campesinos se quedan con sus productos, lo que provoca la pérdida del poder adquisitivo.

Por esa razón, al margen de los trabajos que urgen en materia de seguridad pública, dijo que se necesita restablecer el tejido social en el municipio y las poblaciones aledañas, porque es evidente que la descomposición social se ha recrudecido en toda la región.

Manifestó que en varios momentos ha tratado de impulsar diversos programas del gobierno federal, pero cuando está por avanzar, en las dependencias cancelan todo con el argumento de que no hay condiciones para avanzar, por el problema que representa la inseguridad.

Deja tu opinión