El vocero oficial del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia confirmó que los delincuentes que mataron a tres policías municipales de Cualac, se llevaron como botín tres millones de pesos y siete armas de cargo.

En Chilpancingo, el vocero Alvarez Heredia precisó que los tres millones de pesos despojados a los elementos de la Policía Preventiva Municipal de Cualac estaban destinados al pago de los beneficiarios de PROSPERA, programa auspiciado por el gobierno federal.

Ratificó el dato de que eran siete los elementos que trasladaban el recurso, tres murieron y cuatro resultaron heridos.

Las víctimas fueron Félix N, director de Seguridad Pública en el municipio, además de Luciano “N” y Lucas “N”, ambos elementos de la corporación.

En el ataque resultaron heridos de bala otros tres elementos de la policía municipal y una empleada de una institución bancaria, los que fueron trasladados al estado de Puebla para su atención correspondiente.

El recurso sería pagado a beneficiarios de las comunidades de Coatlac y San Martín, ambas pertenecientes a Cualac, pero fueron atacados en un crucero por desconocidos que portaban armas de grueso calibre.

El vocero del GCG indicó que además del dinero, los agresores se llevaron las armas de cargo de los oficiales.

Deja tu opinión