Chilpancingo, 5 de junio de 2017.- El alcalde capitalino, Marco Antonio Leyva Mena, insistió que la violencia en Chilpancingo, se genera a raíz de la confrontación entre las bandas criminales por el trasiego y control de amapola.

Aunado a ello, aseguró que la falta de recursos ha sido clave para que el municipio no pueda hacer frente a temas como la prevención del delito y reconstrucción del tejido social.

La desaparición del Programa Nacional de Prevención del delito (PRONAPRED), el cual no fue incluido en el presupuesto de egresos de la federación para el presente año, fue un «golpe muy fuerte» para la administración municipal, señaló el edil. 

En entrevista, al concluir un evento en la residencia oficial de Casa Guerrero, Leyva Mena señaló que no se puede negar el tema de los asesinatos perpetrados en la capital y más aún cuando esos hechos se relacionan con la confrontación entre bandas criminales.

«Se está dando un enfrentamiento entre estas organizaciones criminales, y obviamente parecería ser que entre más salvaje y cruel son este tipo de situaciones, pues son mensajes que se mandan entre unos y otros» explicó el edil.

Un conteó realizado por este medio, señala que entre el lunes 29 de mayo y el domingo 4 de junio se suscitaron 20 asesinatos en distintos puntos de la capital guerrerense

Deja tu opinión