En helicóptero, trasladan al Estado de México al elemento abatido  

Elementos de la Policía Federal (PF) revelaron que el grupo atacado en Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo recientemente acababa de llegar a Guerrero, la víctima mortal fue identificada como Manuel Aguirre, originario del vecino Estado de México.

La mañana del lunes, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia dio a conocer la versión oficial sobre ocurrido la noche del martes 25 de julio en la cabecera municipal de Leonardo Bravo.

El funcionario explicó que alrededor de las 21:00 horas, en la entrada de Cichihualco hacía su entrada un grupo de elementos de la PF, como parte de los trabajos en materia de reforzamiento del trabajo en seguridad pública.

“Se encontraron con un grupo de personas armadas, se generó un enfrentamiento a balazos con el muy lamentable saldo de un policía muerto y dos heridos, los que fueron trasladados de inmediato a Chilpancingo para su atención médica”, explicó el vocero Alvarez Heredia.

La información, explicó que fue confirmada con David Portillo, comisario de la PF en el estado de Guerrero.

El vocero indicó que en la refriega solamente hubo personal de la PF, al momento de ingresar en Chichihualco no había más corporaciones del estado o la federación.

En cuanto trascendió la información sobre el hecho, dijo que hubo personal de la 35 Zona Militar y de la Policía del Estado que se trasladó hacia dicho municipio, con la intención de asegurar el resguardo de la ciudad y también para implementar un operativo de búsqueda de los agresores.

Hasta entrada la tarde del miércoles 26 de julio, las autoridades no reportaban la detención de ninguno de los atacantes, tampoco se tenía precisión respecto a que grupo del crimen organizado había disparado contra los federales.

Era su primera incursión en Chichihualco

Durante la jornada del miércoles 26, personal de la PF resguardó las instalaciones del forense de Chilpancingo, en donde se realizó la necropsia de ley a cuerpo del elemento caído en el enfrenamiento de la noche anterior.

Sus compañeros identificaron a la víctima como Juan Manuel Aguirre, de aproximados 40 años y vecino del Estado de México.

La charla se desarrolló una vez que los policías federales se acercaron a los reporteros para solicitar algunas consideraciones en el desarrollo de la cobertura, como el hecho de que no se tomarán imágenes de sus rostros y se cuidara el no difundir los números de las patrullas en que se desplazan.

La petición, parte de la necesidad de adoptar medidas de autoprotección, en el entendido de que los delincuentes no atacan de frente: “si ven los rostros de los compañeros o el número de las patrullas, tengan por seguro que no nos van a atacara de frente. Hay mucha traición en esto”.

De los heridos, comentaron que para el mediodía del miércoles se les había declarado fuera de peligro, de tal suerte que ya se encontraban en franca recuperación.

En el breve intercambio con los reporteros, los federales comentaron que era la primera ocasión en que el grupo agredido ingresaba a la cabecera municipal de Chilapa, ya que recientemente se les había rotado desde otra parte de la República.

Negaron que el saldo negativo haya sido consecuencia de algún exceso de confianza ante los delincuentes, pues tenían conocimiento del momento complicado que se vive en el tema de la violencia en Guerrero.    

El cuerpo de Juan Manuel abandonó las instalaciones del SEMEFO alrededor de las 14:00 horas, fue trasladado a las instalaciones de una funeraria de Chilpancingo, en donde se le preparó y posteriormente se le trasladó hacia el hangar de la Procuraduría General de la República (PGR), en la parte norte de la ciudad.

Pasadas las 15:00 horas, el cadáver del policía federal abatido era trasladado en helicóptero hacia el Estado de México.

La investigación en curso

Vía telefónica, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez comentó que ya la Fiscalía General del Estado (FGE) investiga si lo sucedido en Chichihualco tiene relación con la violencia generada en Chilpancingo durante la madrugada del miércoles 26, en donde se generaron ataques en contra de unidades del transporte público.

Reconoció que en el reporte oficial solamente había dos unidades baleadas, no se conocían pérdidas humanas y hasta el momento del enlace no existían elementos contundentes para establecer una relación entre los hechos registrados en ambos municipios.

Deja tu opinión