El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que desea que su administración esclarezca el asesinato cometido contra el ex presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local, Armando Chavarría Barrera, a quien se refirió como “su gran amigo”, pese a que políticamente eran adversarios.

El jefe del Poder Ejecutivo local comentó que si el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez informó en su comparecencia ante el Congreso local que esclarecerá el caso Chavarría, es porque seguramente tiene los elementos suficientes como para establecer un compromiso de esa dimensión.

Antes de fijar una postura, dijo que esperará a que el fiscal Olea Peláez emprenda las acciones que viene preparando, aunque admitió que personalmente está interesado en que el caso se resuelva durante su administración.

Manifestó que ya son varios años de sucedido el hecho, aunque admitió que solo conoce parte de lo que el fiscal tiene, por lo que le sugirió que se maneje en una ruta de absoluta responsabilidad.

El gobernador cuidó no anticipar un juicio respecto a la información que tiene el fiscal, aunque también aclaró que no desacreditará el trabajo que se realiza en la FGE.

“Por supuesto que Armando (Chavarría) era mi gran amigo, yo tuve una relación fraterna, respetuosa, responsable y constructiva, por lo que estoy interesado en que pudiéramos ponerle punto fina esta investigación, para garantizar que nos lleve a la verdad”, apuntó.

          

Deja tu opinión