Denuncian el abandono de su gobierno municipal

Los familiares de los cinco policías y dos trabajadores de BANSEFI, asesinados en el municipio de Ahuacotzingo acudieron a las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) de Chilpancingo para reclamar los cadáveres, ahí denunciaron la falta de respaldo institucional por parte de su gobierno municipal.

Desde las 09:00 horas del miércoles 26 de julio, los familiares de los policías abatidos se presentaron en las instalaciones del forense de Chilpancingo, a donde fueron trasladados para que se les practicara la necropsia de ley.

El primer paso para las familias fue registrarse en la recepción del forense, acreditar el parentesco con las víctimas, pasar a la plancha para realizar la identificación visual y posteriormente acudir a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) para rendir una declaración ministerial, ahí se les entregaría un documento que ampara la liberación de los cadáveres y posteriormente se realizaría el traslado hacia su lugar de origen.  

Enrique Rendón Ortega familiar de dos elementos asesinados, denunció que el ayuntamiento de Ahuacotzingo se ha deslindado de toda responsabilidad en el caso, ya que el secretario de seguridad pública, del que no pudo proporcionar el nombre  niega que fueran elementos activos dentro de la corporación, ya que no contaban con un registro formal.

“Nos dice que solamente les dieron trabajo por lastima o por hacerle el favor a algún familiar”, señaló el señor Rendón Ortega.
Explicaron a los medios que la zona en que se registró la emboscada, para luego consumar el robo de 977 mil pesos del programa PROSPERA, es una zona considerada como de alto riesgo, en donde se sabe ampliamente que opera un grupo delictivo.

Ellos consideran como un error del mando al hecho de enviar hacia dicha ruta solo un pequeño grupo de hombres armados

El último de los elementos fue reclamado casi a las 14:00 horas, las familias afectadas solicitaron a las autoridades el respaldo correspondiente para que se les otorgue la reparación del daño, además de que se realice una investigación que permita dar con el paradero de los asesinos.

Si no se detiene a los culpables, advirtieron que la población afectada por los constantes hechos delictivos se verán en la necesidad de tomar las armas y declararse en autodefensa, para evitar más hechos de ese tipo.

Deja tu opinión