Integrantes de la Dirección Colectiva de Organizaciones Sociales, Civiles, Estudiantiles y Sindicales del Estado de Guerrero (DCOSCESEG), acudieron a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) para denunciar hostigamiento del gobierno de Héctor Astudillo Flores.

El líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicolás Chávez Adame señaló que existe una «persecución» a la lucha social, desde el mes de diciembre, cuando Astudillo Flores abandonó una reunión con miembros de la Dirección Colectiva.

En ese encuentro, Chávez Adame acusó que el gabinete del priista tenía colusión con la delincuencia organizada, según dijo después en una asamblea con representantes de organizaciones sociales.

Este martes, Chávez Adame manifestó al ombudsman guerrerense, Ramón Navarrete Magdaleno, sentir temor de sufrir algún atentado contra su vida o su familia.

El pasado 26 de junio, en el marco de las movilizaciones a 36 meses de la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, la DCOSCESEG realizó una actividad en el monumento a las banderas, donde dos días después informaron que había personal del gobierno infiltrado entre los reporteros.

A partir de esa actividad, señaló Chávez Adame, sus compañeros le informaron con certeza que eran vigilados y fotografiados por policías estatales y agentes vestidos como civiles.

Asimismo, lamentó que a pesar que figuras como Navarrete Magdaleno y el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, han servido como interlocutores entre la dirección colectiva y el gobierno de Astudillo Flores, el problema no se ha podido destrabar.

Recordó que previo a iniciarse un nuevo proceso electoral, la DCOSCESEG seguirá condenando las acciones que promueva el Partido Revolucionario Institucional, tales como actos de represión y encarcelamientos a líderes sociales.

 

 

Deja tu opinión