Integrantes del Consejo Indígena y Popular del Estado de Guerrero-Emiliano Zapata (CIPEZ) marcharon en Chiloancingo para exigir seguridad en 36 pueblos ubicados en el límite de Chilapa de Alvarez y Hueycantenango.

Encabezados por Jesús Placido García, integrante del Consejo Indígena, los habitantes de los pueblos ubicados en la Montaña baja de Guerrero llegaron a la parte norte de la ciudad para concentrarse en las inmediaciones del parque Margarita Maza de Juárez.

De ahí comenzaron una marcha hacia Palacio de Gobierno, en donde entregarían un pliego petitorio dirigido a las autoridades reconocidad a nivel estatal y federal.

Placido García, explicó que durante los últimos tres años, los pueblos que se ubican en la ruta que va de Atzacoaloya hacia Hueycantenango han registrado por lo menos 130 asesinatos de personas inocentes, la mayoría campesinos y artensanos que nunca estuvieron relacionados con actividades delictivas.

En lo que va de 2017, dijo que se tiene un registro de por lo menos 15 personas asesinadas, sin que hasta el momento se tenga la atención que se requiere por parte dr los tres niveles de gobierno.

Debido a que la tensión prevalece en los pueblos ubicados en la Montaña baja, es que decidieron mover una comisión para manifesarse en Chilpancingo, con la intención de denunciar que las circunstancias los han colocado en medio de una confrontación entre grupos delictivos.

Deja tu opinión