El presidente de la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso local, Silvano Blanco Deaquino sostuvo que la ley que crea el Fondo Minero como un impuesto especial para favorecer a los municipios en que operan varios consorcios internacionales es legalmente inatacable, por lo que anticipó que el ampro promovido por Media Luna y Leagold en el caso de Eduardo Neri, no procederá.

Blanco de Aquino fue secretario de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados federales en la legislatura pasada, en la que indicó, se aprobó la legislación que rige actualmente al sector minero.

Explicó que en su momento, los diputados federales argumentaron que las empresas extranjeras obtenían ganancias por muchos millones de dólares en Guerrero, de tal suerte que el recurso que generan se va hacia los países de donde son originarios los dueños de las compañías, en el caso de Guerrero se habla específicamente de Canadá.

Es en ese tiempo en que se creó el Impuesto Especial que grava las ventas anuales y que da vida al Fondo Minero, el cual ha crecido de manera significativa para el caso de Guerrero.

Recordó que en 2015, el FM representó 60 millones de pesos que se distribuyeron en seis municipios de Guerrero, por lo que en 2017 la cantidad a distribuir será superior a los 100 millones de pesos.

Aunque las mineras obtienen mucho más de lo que aportan al fondo, refirió que dicho recurso es importante para los ayuntamientos, ya que en algunos casos supera el monto de sus participaciones federales anuales.

Explicó que hasta antes de la creación del Fondo Minero, a los municipios no llegaba ningún recurso, puesto que los impuestos que pagaban eran solo de índole federal, en tanto que al gobierno estatal solamente se le cubría un 2 porciento sobre la nómina.

En muchos casos, el 2 porciento se negocia con el estado y se llega a exentar, como parte de los ofrecimientos que se plantean para que las compañías se queden en la entidad.

El miércoles 19 de julio, el presidente municipal de Eduardo Neri, Pablo Higuera Fuentes denunció que dos empresas; Media Luna y Leagold solicitaron el amparo del Poder Judicial federal para no tener que cumplir con la aportación al Fondo Minero, con el argumento de que ellos ya generan otro tipo de aportaciones, vía impuestos y generación de empleos.

Cuestionado al respecto, el ahora presidente de la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso de Guerrero, recordó que la legislatura federal cuidó mucho que el asunto quedara contenido en la Ley de Impuestos Especiales, por lo que jurídicamente es inatacable.

Explicó: “Hay empresas refresqueras y de otros giros que se han querido amparar contra esos impuestos especiales y sus recursos no han prosperado”.

Si el amparo promovido por las mineras fuera similar, aseguró que no habrá manera de que se vaya en contra de una ley emitida hace ya varios años por la Cámara de diputados federal.

Recordó que ya en su momento, en Campo Morado, el grupo empresarial que opera en Arcelia se amparó para no pagar el predial, lo que es una responsabilidad de la las compañías no se pueden liberar.

“Las minas a veces dicen que no les resulta rentable, pero si observamos toda la movilidad que tienen, principalmente lo relacionado con la explotación del oro, pues vamos a darnos cuenta de que sí les conviene invertir en Guerrero”.   

Reconoció que en el caso de México, hace falta trabajar más en la adecuación al marco legal, para efecto de que la explotación de los minerales deje beneficios también a las comunidades en donde se instalan las compañías extranjeras, lo que hasta el momento no ha sucedido en términos adecuados.

Deja tu opinión