Por permitir que personas no aprobadas portaran armas y uniformes de policías  

Hasta el momento, el alcalde de Ahuacotzingo, Gerzaín Hernández Casarrubias no ha sido requerido por el Consejo Estatal de Seguridad Pública (CESP), instancia que anunció la apertura de una investigación, a partir de que permitió que cinco personas realizaran actividades policías sin tener la preparación para ello, los que fueron asesinados el pasado 25 de julio.

Vía comunicado, Hernández Casarrubias desmintió una versión apócrifa que se difundió la mañana del viernes 28 de julio, en la que se anunciaba su captura a manos de la Procuraduría General de la República (PGR).

El primer edil de Ahuoacotzingo emitió un comunicado en el que precisa que no ha sido requerido por ninguna instancia de la PGR, tampoco de la Fiscalía General del Estado (FGE) ni por el CESP.

Ocupó el espacio para manifestar que su administración ha tenido el cuidado de aportar en la medida de sus posibilidades, lo necesario para que las familias de los cinco elementos caídos no queden en el desamparo total.

También reconoció que el gobernador Héctor Astudillo Flores ha dado el apoyo necesario a las familias dolientes, aunque reconoció que nada reconforta plenamente cuando se pierde un ser querido.

Lo que no precisa el documento, es porque si los cinco hombres asesinados la mañana del 25 de julio no estaban reconocidos como policías, su administración permitió que portaran armas de cargo y uniformes de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal.

Deja tu opinión