El Gobernador del estado de Guerrero Héctor Astudillo Flores confirmó el traslado de 13 reos del Centro de Readaptación Social de las Cruces del municipio de Acapulco de la sección de máxima seguridad hacia otros penales, tras registrase el asesinato de 28 reos el pasado jueves 6 de julio.

La tarde de este martes en entrevista dentro de el Sexto Batallón de Ingenieros en Combate, en el municipio de Chilpancingo, Astudillo Flores confirmó que desde el pasado viernes 7 de junio hasta la fecha fue necesario el traslado de 13 reos hacia otros penales, para evitar el surgimiento de nuevos incidentes violentos dentro del CERESO.

Ante los rumores de la fuga de 20 reos del penal durante la masacre ocurrida la semana pasada, negó la existencia de tal incidente, asegurando que los reportes oficiales que se le han entrenado descartan completamente la posibilidad de algún reo logrará escapar.

Hasta la fecha solo han sido sujetos a proceso tres custodios acusados de coparticipación, los cuáles enfrentan el proceso de investigación en total libertad.

Deja tu opinión