Molestos por el taponamiento del sistema de drenaje en las colonias Benito Juárez y 21 de Marzo, comerciantes del mercado Baltazar R. Leyva Mancilla bloquearon la avenida de los Insurgentes, en la parte norte de la ciudad.
La protesta comenzó desde las 10:00 horas del  martes, cuando un grupo de comerciantes, principalmente ambulantes decidieron cerrar los cuatro carriles de la avenida Insurgentes, con la intención de presionar a la dirección de Protección Civil para que acelere los trabajos de desazolve del drenaje.
El director de la dependencia, Gustavo Vela Guevara fue increpado por los manifestantes, quienes le señalaron que la causa del taponamiento es la construcción de un fraccionamiento en la parte alta, ya que la causa del colapso del sistema es la acumulación de piedra y escombro.
El funcionario reviró la imputación, señalando que la causa de que se complique la vertiente del drenaje es la gran cantidad de desechos que generan los comerciantes.
Vela Guevara se metió en la alcantarilla ubicada en la colonia Benito Juárez, en la parte baja de la avenida Insurgentes, lo que fue calificado como un engaño porque esa es la única parte que está libre de escombro.
En contraparte, mostraron la alcantarilla de la calle 21 de marzo, la cual estaba completamente saturada por piedra y escombros.
Ahí, trabajadores del municipios trabajaban en el desazolve a punta de cubetazos.
Mientras el taponamiento prevaleció, una corriente de agusmas negras corrió sobre la avenida Insurgentes.
El bloqueo culminó luego de que al lugar se presentara el secretario general del ayuntamiento, Jesús Vargas Vargas, quien ofreció intensificar el ritmo en los trabajos de desazolve.

Deja tu opinión