Incluso, en la revisión de cuentas públicas

El ex alcalde de Tlacotepec, Mario Alberto Chávez Carbajal reconoció la posibilidad de que haya más atentados en su contra, por eso solicitó que haya medidas cautelares para su protección, aunque tampoco descartó la posibilidad de que se utilicen los órganos de fiscalización para impedir su participación en los comicios de 2018.

En conferencia de prensa, Chávez Carbajal ratificó la versión de que fue atacado a balazos por un grupo de hombres armados en la calle Doctor Liceaga, en el centro de la ciudad la noche del miércoles 16 de agosto.

Explicó que ante las detonaciones impactó su vehículo contra una acera, se activaron las bolsas de aire y fue cuando se generó la confusión que le permitió agazaparse para esconderse tras una estufa de un puesto ambulante de comida, de donde fue rescatado por un familiar que le seguía de cerca y posteriormente abandonó Chilpancingo.

Insistió en la necesidad de que el gobernador Héctor Astudillo Flores, el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Xavier Olea Peláez y el secretario de Seguridad Pública (SSP), Pedro Almazán Cervantes tomen nota de su caso para que se le otorguen las medidas de protección necesarias, pues no descartó la posibilidad de que haya más ataques en su contra.

“Me quieren matar, eso es claro y sucedió después de que declaré que efectivamente, aspiro a participar en los comicios de 2018”, aseguró el militante del PRD.

Refirió que durante los últimos dos años ha estado trabajando para afianzar la postulación de su partido en el distrito local número 19, el cual se integra por los municipios de Eduardo Neri, Leonardo Bravo y Heliodoro Castillo.

En caso de que su capital político no le permita capitalizar la candidatura a diputado, dijo que entonces tomaría la ruta de buscar un nuevo periodo como presidente municipal en Helidoro Castillo.

Explicó que siempre ha recorrido los tres municipios del distrito 19, todos con comunidades en la sierra y nunca ha recibido ninguna expresión de rechazo, pero fue hasta que comentó su interés de contender cuando se le atacó a balazos.

Como no encuentra más causa que lo político para explicar el atentado en su contra, Chávez no descartó la posibilidad de que también se le ataque por la vía administrativa, de tal suerte que en los próximos días pueden difundirse supuestas irregularidades respecto a su desempeño como presidente municipal de 2012 a 2015.

Dijo que hasta el momento no ha sido requerido por ninguna irregularidad en la presentación de sus cuentas públicas, pero insistió en que la necesidad de perjudicar sus aspiraciones políticas hagan posible el inicio de alguna investigación respecto a su paso por el gobierno municipal de Tlacotepec.

De hecho, no descartó la posibilidad de que el asesinato cometido contra el ex candidato a la alcaldía de Zumpango, Francisco Torres Rendón tenga su origen en el interés de algún personaje por despejar su camino de cualquier competencia política.

Deja tu opinión