Héctor Vicario sostiene que no incurrió en actos de corrupción 

El ex delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), Héctor Vicario Castrejón, anticipó que se defenderá de la determinación de la Secretaría de la Función Pública, en el sentido de inhabilitarlo por 10 años, a partir de supuestos actos de negligencia cometidos a su paso por la delegación en el estado de Guerrero.

Vía telefónica manifestó en primera instancia, que la inhabilitación hasta por 10 años para ocupar cargos en la administración pública, no impacta en su permanencia como integrante del Congreso local, en donde preside la Comisión de Justicia.

Lo anterior, porque la sanción de la Secretaria de la Función Pública habla concretamente de espacios de carácter administrativo, no de cargos de elección popular, como lo es una diputación.

Bajo dicha precisión, recordó que le tocó estar al frente de la delegación de SEDATU-Guerrero en momentos sumamente complicados, ya que le tocó atender la problemática derivada de las afectaciones que provocaron en Guerrero la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid.

En ese contexto, destacó que hay la posibilidad de que se hayan registrado algunos desajustes administrativos, pero aseguró que no se le acusa de malversaciones de recursos.

Por esa razón, dijo que de primera instancia recurrirá ante el órgano de control de la SFP, para efecto de presentar sus pruebas para desvirtuar la sanción.

En caso de que se ratifique la inhabilitación, destacó que recurrirá al Tribunal de Justicia Administrativa con la intención de despejar todas las dudas que hay respecto a su paso por la delegación de SEDATU, para dejar claro que lo que pudo cometer fueron desfases derivados de la dimensión de la contingencia que se vivió en 2013, no actos deliberados de corrupción.

Deja tu opinión