Habla  el gobernador en torno al proceso electoral de 2018

El gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo que la aplicación de dedazos o la definición de candidatos por la vía de los compadrazgos representa la muerte política, de cara a los comicios de 2018.  

Al término del Consejo Político Estatal (CPE) del PRI, que sesionó este sábado en Chilpancingo, el gobernador de Guerrero sostuvo que lo que percibe en estos momentos, es un ánimo de unidad en el país y en Guerrero, de cara a los comicios de 2018.

En estos momentos, refirió que no percibe un solo actor del partido que esté interesado en promover un choque interno.

Dijo que en todas las ciudades de la entidad y del país, la militancia está ubicada en la ruta de fomentar la unidad y de fortalecer las estructuras,

Poco a poco, dijo que se acerca el momento en que los militantes interesados en contender tomen las decisiones correspondientes.

A pregunta expresa, dijo que en estos momentos no se trata de manejar una línea de trabajo que apunte hacia los dedazos o el favoritismo marcado por los amiguismos.

“Dada la competencia que se tiene, que es muy real, a la contienda hay que mandar a los mejores”, enfatizó.       

Bajo dicha circunstancia, Astudillo Flores aseveró: “Los dedazos, el amiguismo y comadrazgo es la muerte”.

Insistió en que la ruta más conveniente para todas las fuerzas políticas es lanzar a los mejor posicionados para ser competitivos, además, el proceso que viene es una oportunidad importante para mostrar que en el país en realidad existe un avance democrático.

Indicó que hay reglas muy claras, que los órganos electorales se encargan de que las contiendas estén muy cuidadas, de tal suerte que ratificó el compromiso de manejarse con imparcialidad en el proceso que ya está en marcha.

Deja tu opinión