“No soy violadora”, publicó en sus página de Facebook Claudia Juárez Gómez, la policía preventiva municipal acusada de atacar sexualmente a la feminista Yndira Sandoval Sánchez, en hechos registrados la noche del 16 de septiembre del presente año.

En su muro, la elemento sostuvo que las acusaciones de Sandoval Sánchez son falsas, además de que tienen graves implicaciones.

La mujer policía sostiene que lo único que hizo fue proteger a la activista de derechos humanos, quien indicó, se encontraba “en total estado de ebriedad, se había quitado su ropa interior, se negaba a pagar un servicio en una clínica y alteraba el orden público, alegando que es muy importante y muy influyente”.

Juárez Gómez refiere que es madre de tres hijos; dos de seis y una de cuatro años, dos de ellas niñas, razón por la que es incapaz de cometer una falta como la que se le imputa.

En su publicación, la mujer manifiesta que está en la disposición de encarar la verdad, con la certeza de que no miente.

“Yo no soy gente importante ni preparada, pero no soy una violadora”, asegura.

En todo caso, pidió que las comisiones de derechos humanos también la defiendan a ella.

Deja tu opinión