Ante el repunte de la violencia en Iguala, el gobierno estatal anticipó que se reforzará la vigilancia he dicho municipio.

Este fin de semana se registraron ejecuciones al estilo del crimen organizado, como cuando Guerreros Unidos (GU) ejercía un control total en la zona Norte de la entidad.

El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que hace falta reforzar los trabajos de vigilancia, por lo que apuntó: “Iguala había sido un lugar en donde se habían disminuido los índices (delictivos) muy notablemente, hay que volver a reforzar y también iniciar un trabajo, en donde se nos volvieron a presentar problemas”, destacó.

De hecho, manifestó que no descarta la posibilidad de dialogar con el ayuntamiento que preside Herón Delgado Castañeda, con la intención de comentar la posibilidad de entregar armas y equipo a la policía preventiva municipal.

  

Deja tu opinión