Liberan tramo carretero con el uso de maquinaria pesada

Elementos del Ejercito Mexicano y de la Policía del Estado mantienen bajo su resguardo las instalaciones de la Minera Media Luna, con la intención de evitar confrontaciones entre grupos de trabajadores.

Después de la tensión generada por la retención de ocho trabajadores del corporativo Tórex Gold, en la comunidad de Real de Limón durante la jornada de viernes, personal de la Unidad de Fuerzas Especiales (UFE) y soldados de la 35 Zona Militar asumieron el control de la minera y sus inmediaciones.

La jornada del domingo, el vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia confirmó que tanto policías como militares se mantienen en la zona, para efecto de inhibir cualquier brote de confrontación entre los grupos que se han conformado, al calor del conflicto que prevalece en las instalaciones de la compañía canadiense.

A partir de que se instaló una mesa de dialogo entre las partes, dijo que esa será la ruta a seguir, con la intención de resolver el conflicto que mantiene paralizada la extracción de oro en la zona minera de Cocula.

Hasta el momento, el GCG reconoce que hay un grupo aproximado de 200 personas que se oponen al reinicio de los trabajos en la minera, ya que no se les permite separarse del sindicato que controla la Confederación de Trabajadores de México (CTM), pues tienen la intención de sumarse al que maneja Napoleón Gómez Urrutia.

En otro momento, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) confirmó que su personal se encuentra en los caminos y comunidades aledañas a la minera, además, indicó que durante la tarde-noche del sábado utilizó maquinaria pesada para retirar rocas y montículos de tierra que cerraban el paso en la ruta Valerio Trujano-Nuevo Balsas.

Durante la liberación de la vialidad no se generaron incidentes.

Deja tu opinión