El gobierno estatal programó una reunión con el personal del Hospital general Raymundo Abarca Alarcón, en donde enfermeras, médicos y especialistas denunciaron la escasez de insumos básicos, indispensables para salvar vidas.

De manera escueta, el jefe del Ejecutivo local sostuvo que todo lo que se ha denunciando se está atendiendo.

En el caso de la inconformidad dada a conocer por un segmento importante de trabajadores de diferentes áreas, Astudillo Flores manifestó que ya se tenía programada una reunión para la tarde del viernes.

La mañana del jueves 25 de enero, médicos, enfermeras, especialistas y parte del personal administrativo se reunieron en el auditorio del hospital, para denunciar que desde hace tres años se ha generado una etapa de crisis en el aspecto de los insumos, del equipo y hasta de la alimentación que se les proporciona.

Dijeron que en muchas ocasiones, no contar con materiales básicos les impide cumplir puntualmente protocolos y procedimientos que ayudan a salvar vidas.

Aunque la Dirección General del hospital minimizó la denuncia, el gobernador Astudillo Flores manifestó que si se atenderán las inconformidades.

Deja tu opinión