Otro más está hospitalizado, se le reporta grave

Un ataque a balazos en la carretera federal Iguala-Taxco dejó el saldo de dos sacerdotes muertos y uno herido en condiciones graves cuando circulaban sobre la carretera Iguala-Taxco, al regresar de un baile en la comunidad de Juliantla, en la región Norte de Guerrero.

La Diócesis Chilpancingo Chiapa confirmó esta mañana el deceso de sus dos sacerdotes, en tanto que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) confirmó el traslado de uno más en condiciones graves hacia el hospital general de Taxco.

La Policía del Estado tomó el testimonio de la joven Alba Iris “N”, estudiante de danza originaria de la comunidad de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, quien resultó ilesa en los hechos y relató una versión preliminar sobre lo sucedido.
Ella explicó a los elementos de Seguridad Pública que junto con otras personas; tres sacerdotes, un pescador y una química acudieron a un baile en la comunidad de Juliantla, perteneciente al municipio de Taxco.

Alrededor de las 03:00 horas regresaban a bordo de una camioneta Toyota tipo Ilux y circulaban sobre la carretera federal Iguala-Taxco, cuando un vehículo color rojo, del cual no aportó más detalles se les emparejó y tras cerrarles el paso, varios hombres accionaron diferentes armas de fuego.

Tras realizar los disparos, los desconocidos se retiraron del lugar.

Dentro de la camioneta atacada murió el sacerdote Germaín Muñiz, de 39 años de edad y quien oficiaba misa en el puerto de Acapulco, era originario del municipio de Mártir de Cuilapan.

También murió en el lugar Iván Añorve, tenía 37 años y era originario del Puerto de Acapulco.

En el transcurso de la mañana, en redes sociales se confirmó que Iván Añorve también estaba formado en el sacerdocio, era además un músico y compositor reconocido en el ámbito religioso.

Otro sacerdote, Rogelio “N”, de 49 años de edad, originario de la comunidad de Mezcala, perteneciente al municipio de Eduardo Neri fue trasladado a un hospital de Taxco en condiciones graves.

La química Arveli “N”, de 25 años de edad perdió el dedo índice de la muñeca derecha y el pescador Oscar “N”, de 27 años recibió un rozón en la muñeca lado izquierdo, este último es originario de la Ramadita, comunidad de San Marcos.
Los cuerpos de los dos sacerdotes fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) de Iguala.

En un operativo de búsqueda, la Policía del Estado encontró aproximadamente a un kilómetro y medio del lugar del ataque una camioneta marca Nissan tipo Xtrail, color negra y placas de circulación PZP3268 del estado de México, en su interior se había una cartuchera color verde olivo y un porta fusil, que fueron puestos a disposición del Ministerio Público en el transcurso de la mañana.

La Diócesis Chilpancingo-Chilapa confirmó las dos primeras muertes, pero anticipó que en el transcurso del día ampliará la información sobre el hecho.

Deja tu opinión