En rueda de prensa la tarde de este jueves el Vocero del Grupo de Coordinación Guerrero Roberto Álvarez Heredia, dio a conocer que en base a las investigaciones realizadas sobre el asesinato ocurrido en el municipio de Taxco de los sacerdotes Germain Muñoz García e Iván Añorve Jaime, se ha determinado que ninguno tenía nexo alguno con el crimen organizado.

Además de desechar la teoría que señala que el asesinato ocurrido el pasado 5 de febrero, fue por un incidente dentro del baile entre civiles y los sacerdotes, afirmando que el incidente ocurrió por un asistente al baile en estado inconveniente, pero que no tuvieron participación alguna las víctimas en el.

Álvarez Heredia aseguró que durante la salida del evento existió una fricción entre algunos vehículos, entre los que se encontraba el automóvil en el que viajaban los sacerdotes y sus cuatro acompañantes, la que pudo propiciar posteriormente el ataque armado.

Hasta la fecha no se han capturado a los responsables, pero se mantienen abiertas diversas líneas de investigación, para determinar el móvil y lograr la identificación de los agresores, quienes serán llevados ante la ley.

Deja tu opinión