Decenas huyeron hacia Chilpancingo, ante el resurgimiento de la violencia

Ante el resurgimiento del conflicto entre supuestos grupos de policías comunitarios, indígenas de la comunidad de San Jerónimo Palantla se trasladaron hacia Chilpancingo para solicitar que sea la policía del estado quien asuma la vigilancia de dicha localidad.

Antes de las 11:00 horas del jueves, decenas de habitantes de la comunidad de referencia llegaron a Chilpancingo y se dirigieron hacia las instalaciones de Palacio de Gobierno, lugar en el que exigieron que se respete un acuerdo firmado desde 2016.

En dicho acuerdo se establece que no está permitido el acceso a San Jerónimo de personas armadas que no pertenezcan a ninguna institución de seguridad pública, ya sea de nivel estatal o federal. 
Los denunciantes solicitaron el beneficio del anonimato, una vez ubicados frente a la entrada del Palacio de Gobierno, denunciaron que la violencia entre supuestos grupos de policías comunitarios resurgió desde la noche del lunes 12 de febrero, cuando una incursión de comunitarios de Rincón de Chautla derivó en un enfrentamiento con el saldo de dos heridos.

Aunque no mostraron evidencias, dijeron que los supuestos comunitarios de Rincón de Chautla operan para una organización del crimen organizado.

Desde la mañana del martes, los niños de la localidad no están en clases, además de que el grueso de la población pasa la mayor parte del tiempo en sus casas, pues temen quedarse en medio de una confrontación armada.

La manifestación arrojó resultados, entrada la tarde decidieron regresar a su lugar de origen, una vez que el gobierno estatal se comprometió a tomar en sus manos el la vigilancia de dicha localidad.

La administración estatal asumió la tarea de vigilar el pueblo, lo que representó el detonante para que los inconformes regresaran a su localidad.

Deja tu opinión