Piden la reinstalación de puntos de vigilancia del Ejército

El ataque que cobró la vida de dos mujeres en el crucero de Pachivia, durante la madrugada del jueves 15 de marzo detonó el bloqueo a la carretera federal Iguala-Ciudad Altamirano durante toda la jornada del viernes 16, lo que movilizó a personal antimotín de la policía del estado.

La agresión armada contra los ocupantes del taxi número 21 de la ruta Iguala-Teloloapan, fue tomado como un intento de la Familia Michoacana (FM) por controlar a los conductores de las unidades que comunican diariamente a miles de usuarios, que de la región Norte se desplazan hacia la Tierra Caliente.

Por esa razón, desde la mañana del viernes, integrantes de la Policía Comunitaria Tecampanera (PCT) se apostaron en las salidas de Teloloapan que comunican con Iguala de la Independencia y Arcelia.

La demanda de los tecampaneros era la vigilancia de la zona por parte de personal del Ejército Mexicano, pero además, la implementación de acciones que en realidad permitan detener a los principales liderazgos y desmantelar a la Familia Michoacana (FM).

Lo sucedido la madrugada de jueves no es un hecho aislado, de acuerdo con testimonios de los lugareños, que solicitan el beneficio del anonimato por temor a represalias, el domingo 11 de marzo un grupo de hombres armados, vestidos con ropas camufladas tipo militar, pero con botas de trabajo color café y en algunos casos huaraches, estuvieron en el crucero de Pachivia asaltando a los automovilistas; despojándolos de vehículos, dinero en efectivo y teléfonos celulares.

Algunos de los afectados se percataron de que los falsos militares, supuestamente integrantes de la FM se retiraron con dirección a la colonia de Los Sabinos, ese domingo despojaron a por lo menos ocho conductores de sus unidades, la mayoría camionetas particulares.

El jueves 15 no solamente se atacó a los ocupantes del taxi 21, durante la noche, cuando se retiraron los elementos del Ejército Mexicano que se desplegaron tras la voz de alerta, presuntos pistoleros de la FM balacearon desde los cerros el punto de vigilancia que la autodefensa de la Policía Tecampanera tiene en “El Hule”.

Durante la protesta del viernes, los tecampaneros solicitaron que la Sedena reinstale los puestos de vigilancia que hasta hace un par de semanas tenía en el crucero hacia Acapetlahuaya y El Pochote, además de la colonia Mexicapán, que son los puntos sobre los que se han recrudecido las acciones del crimen organizado.

La tarde del viernes, trabajadores del volante de Iguala realizaron una marcha en repudio a la forma en que su compañero, el conductor del taxi número 21 fue atacado cuando realizaba su trabajo con cuatro pasajeros a bordo.

En la protesta, los choferes manifestaron su respaldo a las acciones implementadas por la PCT, ya que indicaron que también tenían el reclamo de que las fuerzas del estado y la federación regresen a la zona para reinstalar la paz.

Deja tu opinión