El MP y Juez de Control garantizarían la concreción de un acuerdo, aunque la investigación por homicidio culposo no se detiene

El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia manifestó que las familias de Dayana Sánchez García y Tatiana Guzmán García, las jóvenes colombianas muertas en el accidente del Ferrari Spider, la noche del 26 de febrero en la Autopista del Sol, ya comenzaron a tramitar la reparación del daño.

Alvarez Heredia, sostuvo que en estos momentos el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) ha completado la recopilación de datos necesarios para fundamentar una determinación respecto a lo sucedido en los hechos que involucran la muerte de las dos jóvenes extranjeras.

Ahora, dijo que se está en la parte en que se debe acatar lo establecido en el artículo 20 de la Constitución General de la República, relacionado principalmente con la reparación del daño a las familias de las víctimas del delito, en este caso, de homicidio culposo.

Destacó que de acuerdo con la ley, la reparación del daño debe ser proporcional al daño sufrido, lo que está debidamente amparado en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio (NSP).

Explicó: “El Ministerio Público está obligado a garantizar la reparación del daño, a crear las condiciones y facilitar que exista un acuerdo reparatorio, que se convenga entre las familias de las partes agraviadas y la persona imputada”.

Las instancias para pactar dicho acuerdo, son el MP o el Juez de Control.

Bajo dicha circunstancia, Alvarez Heredia expuso que el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez le ha comentado que ya existen algunos acuerdos entre los abogados de Iván de la Borbolla con las familias de Dayana Sánchez y Tatiana Guzmán, en la ruta de acordar la reparación del daño.

Precisó que la reparación del daño no va en detrimento de que la investigación que existe en torno al homicidio culposo siga su curso, aunque la prioridad es garantizar el respaldo a las familias afectadas.

Reconoció que el proceso encaminado a establecer el monto de la indemnización es muy complicado, sin embargo, reiteró que la reparación debe ser proporcional al daño ocasionado.

También admitió que no se trata de un procedimiento común, pero sí destacó que ya existe un marco legal encaminado a garantizar la reparación del daño para las familias de las víctimas.

Como el accidente se registró en una vía federal, de manera inicial el asunto lo tomó en sus manos la Policía Federal (PF), sin embargo, una vez que las mujeres perdieron la vida, la PF integró un expediente que turnó al Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), de tal suerte que ya es dicha instancia la que le dará seguimiento al caso.

      

Deja tu opinión