Inician el proceso de reclamación de los cadáveres  

Pasado el mediodía del jueves, las madres de Tatiana Guzmán García y Dayana Sánchez García, jóvenes de 25 y 22 años respectivamente, originarias de Colombia y muertas a consecuencia del incendio del Ferrari Spider, volcado en la Autopista del Sol, se presentaron en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo para hacer la reclamación correspondiente.

Acompañadas de familiares, ambas madres de familia se presentaron en las instalaciones del forense capitalino, lugar en el que inmediatamente fueron abordados por representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes se pusieron a sus órdenes.

Evidentemente afectadas en los anímico, las dos solicitaron que se les permitiera tener el contacto visual con los cadáveres de sus hijas, sin embargo los representantes de la FGE les señalaron que por las condiciones de los cuerpos, pero además porque había la certeza de que ellas eran las víctimas podría no ser necesario que pasaran por el trance de mirar el estado en que que quedaron.

Aunque aceptaron la sugerencia de recibir acompañamiento y apoyo de tipo psicológico, dijeron a los enviados de la FGE que querían tener la certeza sobre la identidad de sus hijas, por lo que insistieron en que debían verlas.

Se les informó que todavía estaba en proceso la necropsia de  Dayana, que demoraría por los menos una hora y media más, por lo que había tiempo para que rindieran una declaración de rigor ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), trámite indispensable para poder hacer la entrega de los cadáveres.

Ellas aceptaron, razón por la que se trasladaron de las instalaciones del forense hacia las oficinas centrales de la FGE, lugar en el que serían atendidos por un agente del MP.

Deja tu opinión