El diputado local priísta Héctor Vicario Castrejón aclaró que no se encuentra inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública (SFP).

El jueves 22 de marzo, Vicario Castrejón fue designado coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en el Congreso de Guerrero y asumió la presidencia de la Junta de Coordinación Política, cargo que ocupaba su homóloga Flor Añorve Ocampo, quien solicitó licencia para buscar la alcaldía de Taxco.

Su nombramiento causó polémica porque en agosto de 2017 la SFP lo inhabilitó para ejercer cargos en el servicio público durante los próximos 10 años, sanción que concluiría hasta el 08 de agosto de 2027.

Vicario Castrejón fue acusado de “negligencias administrativas” que presuntamente cometió mientras estuvo al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) delegación Guerrero. La investigación realizada por la SFP contra el legislador priista está asentada en el expediente 0061/2017.

Este viernes, un día después de su nombramiento como jefe del Legislativo local, Héctor Vicario Castrejón aclaró que desde el 18 de septiembre del año pasado logró la revocación de la resolución que lo inhabilitaba.

“Es un asunto que se está litigando en las instancias jurisdiccionales (…). Ya no me encuentro inhabilitado”, comentó en una entrevista al término del acto conmemorativo por el aniversario luctuoso de Luis Donaldo Colosio.

Explicó que presentó más de 21 elementos de descargo ante la ASF que demostraron “que no hubo irregularidades” durante su paso por la delegación de Sedatu.

Además, aseguró que las empresas constructoras encargadas de los programas de viviendas para damnificados fueron las que “no cumplieron cabalmente con obras de calidad”, por lo que actualmente se encuentran demandadas.

“No hubo irregularidades durante mi gestión, así quedó demostrado. Se habla de negligencia administrativa, pero yo demostré que había cosas que no dependían de mí, sino de otras instancias de gobierno y que si hubo daño al patrimonio de la Secretaría aún no era un asunto concluido. La Secretaría tenía todavía las fianzas de las empresas de las que podía echar mano y demandarlas, porque las empresas tenían la responsabilidad de cumplir cabalmente en obras de calidad para la gente que fue damnificada”, declaró.

Aunque la resolución de la SFP que lo inhabilitaba ya fue revocada, Vicario Castrejón dijo que sigue aportando elementos y seguirá acudiendo ante las instancias que lo convoquen para realizar cualquier aclaración sobre su gestión como delegado de Sedatu.

Deja tu opinión