Habitantes de Laguna de Huayalco aseguran que se fueron con los desplazados hacia Atoyac

·Se declaran libres del grupo delictivo y piden servicios como Salud y Educación    

Habitantes de Laguna de Huayanalco, municipio de San Miguel Totolapan negaron que dicho pueblo esté completamente abandonado, pues aclararon que los desplazados hacia el municipio de Atoyac en realidad solamente representan una tercera parte de la población, los que en su momento recibieron y dieron protección a la banda de “Los Tequileros”.

En un video hecho llegar a este medio informativo, un grupo importante de pobladores, entre hombres, mujeres y niños dan lectura a una carta dirigida a los tres niveles de gobierno.

“Los habitantes de Laguna de Huayanalco, por mi conducto y en representación de esta comunidad, debido a las publicaciones que se han hecho, queremos aclarar lo siguiente: desmentimos que nuestro pueblo se haya desplazado en su totalidad”.

El que habla es un adulto mayor, de pantalón blanco, camisa café y sombrero, quien está al frente del grupo de personas que se ubican bajo una cancha techada.

“La gente que salió representa un tercio de la población de esta comunidad, el motivo de su salida es por la relación directa que tienen con el grupo delincuencial de los tequileros”, consigna el escrito.

En el texto se hace referencia a los integrantes de la familia Rincolín González, principalmente a los hermanos Lino  Hugo, como el grupo de personas que recibió a Los Tequileros cuando estos huyeron de La Gavia, municipio que era el bastión principal de dicho grupo dedicado principalmente a secuestro.

“Ellos les brindaban asilo, techo y comida después de que salieron huyendo de La Gavia, por haber emboscado y asesinado a cuatro elementos de la Procuraduría General de la República (PGR)”.

Agregan: “Manifestamos que desde el primer momento en que llegaron los tequileros a la comunidad, sembraron el terror cometiendo varios atropellos, como secuestros; extorsiones y asesinatos en las comunidades cercanas”.

Como ejemplo citaron el caso del crimen cometido en contra de tres habitantes de Petlacala, además de que obligaron al resto de los pobladores a dar la alimentación a los integrantes de la banda.

Y puntualizan: “Aclaramos que los habitantes que nos quedamos en nuestra comunidad no pertenecemos a ningún grupo delictivo, por el contrario somos gente de bien, que nos dedicamos a la agricultura y ganadería, trabajando nuestras tierras en la siembra de frijol y maíz”.

Una vez hecha la precisión, dirigieron un mensaje al Gobierno federal y del estado, para que canalicen los apoyos destinados a recuperar el ritmo de vida que la comunidad llevaba hasta antes de que los sometiera el grupo de Los Tequileros.

Piden que se reanuden servicios como Salud, Educación y obra pública, los que se suspendieron por la presencia del grupo delictivo.

Mientras el anciano lee los últimos párrafos de la carta, un grupo de niños juguetea a su alrededor, dicha imagen lo anima cuando hace una breve pausa para aseverar:

“Hoy queremos informar que con la salida de estos delincuentes, nuestra comunidad ha sido liberada, por lo que solicitamos a los tres niveles de gobierno, que nos atiendan a la brevedad posible”.

En la parte final, se indica que a partir de estas fechas, los habitantes de la parte alta y baja de la sierra comenzarán a trabajar en la recuperación de su ritmo normal de vida.

Reconocieron que para conseguir la liberación de Huayanalco contaron con el respaldo de la autodefensa del Movimiento por la Paz de San Miguel Totolapan (MPST), además de la Asociación de Pueblos Unidos de la Sierra, que incorpora a la Policía Ciudadana de Heliodoro Castillo.

Deja tu opinión