La Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) solicitó resguardo del Ejército en su campus de Llano Largo, en la zona rural de Acapulco, tras la irrupción de un grupo armado que privó de la libertad al jefe de obra de una construcción que se realiza dentro de un plantel.

El rector Javier Saldaña Almazán informó que el plagio ocurrió hace dos meses y que la víctima fue rescatada minutos después por la Policía Estatal.

Entrevistado al término de la firma de convenio con el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), comentó que tras el incidente se reunió con mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a quienes les solicitó que hubiera presencia permanente del Ejército en el campus de la UAGro en Llano Largo.

«Nos preocupa eso (…) había algún grupo (delictivo) que estaba yendo a meterse al campus. Afortunadamente ya tenemos presencia (militar) que inhiba la comisión de delitos», comentó.

De acuerdo con el rector, la UAGro avisó a la línea de emergencias 911 tan pronto ocurrió el plagió del jefe de obra.

Cuando la Policía Estatal acudió a la zona, se topó con los criminales a la altura de Senderos, por lo que pudieron rescatar con vida a la víctima.

Respecto al reciente asesinato de un joven en la Alameda Central, el rector informó que aún no tienen certeza si era o no estudiante de la UAGro.

Explicó que el área de Servicios Escolares buscó el nombre de la víctima en la matrícula estudiantil, pero no fue localizado.

Por ello, dijo que este mismo lunes sostendría una reunión con el área jurídica de la Universidad, para ahondar en la búsqueda.

«Cualquier situación de una pérdida humana siempre es una situación que se lamenta (…). El hecho de que no sea universitario no quiere decir que no tengamos que hacer cosas para que la situación vaya mejorando en el tema de la inseguridad», expuso.

Saldaña Almazán detalló que en los últimos cinco años han sido asesinados cerca de 30 universitarios.

Indicó que la UAGro ha apoyado económicamente a las familias de las victimas, aunque se negó a informar las cantidades por cuestiones de seguridad.

Dicha información, dijo, se la entregaron a la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), la cual está trabajando en la creación de un protocolo de seguridad enfocado al tema de narcomenudeo dentro de las escuelas.

Dispuesto a dialogar con narcos

El rector de la máxima casa de estudios de Guerrero, Javier Saldaña Almazán, también dijo que está dispuedto a dialogar con los grupos del crimen organizado para generar un pacto de paz, tal como ha hecho el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza.

La única condición para hacerlo, indicó, es que le sea solicitado por el gobierno del estado.

«Si institucionalmente me fuera requerido, por supuesto. Hay que hacer lo necesario para que las cosas vayan bien. Si en algún momento me dicen que tenga yo que intervenir, por supuesto que me tengo que reunir (con los delincuentes), para lograr la paz, para coadyuvar», apuntó.

Saldaña Almazán reconoció que se trata de un asunto «delicado» y por ello no puede ir a título personal a pedir un pacto de paz.

Deja tu opinión