El doctor en Derecho Julio Hernandez Barros aseveró que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) «le dió un súper jalón de orejas al Congreso de Guerrero» al revocar el decreto 694 emitido por el Legislativo local el 05 de abril, mediante el cual negó la reinstalación de Marco Antonio Leyva Mena en la presidencia municipal de Chilpancingo.

Vía telefónica, el abogado de Leyva Mena señaló que se trata de “un acto inédito” que la Sala Regional del TEPJF deje sin efecto un decreto de un Congreso local.

Aseveró que la actuación del Legislativo local «únicamente desprestigia al estado de Guerrero y a sus instituciones con ese afán de violentar la ley».

Los magistrados también le ordenaron al Legislativo local que emita una nueva respuesta, fundada y motivada, a la solicitud de reincorporación de Leyva Mena, en un plazo de cinco días naturales a partir de que sea notificado de la resolución.

Hernández Barros afirmó que “el Congreso de Guerrero no tiene otra opción más que reinstalar a Marco Antonio Leyva Mena en su cargo”.

Explicó que en su resolución, el Tribunal «reduce tanto los actos que pueda realizar el Congreso, que no hay otra opción más que reinstalar a Marco Leyva”.

No hacerlo, dijo, sería «entrar en desacato y mostrar desprecio por la ley y por el Tribunal Federal Electoral, lo que dejaría muy mal parado al Congreso y el estado en general».

“la resolución es un jalón de orejas al Congreso de Guerrero y es decirle que se equivocó, que está violando los derechos político-electorales de Marco Leyva y de los votantes del municipio de Chilpancingo”, apuntó en entrevista.

Deja tu opinión