«Guerrero está golpeado por la violencia», reconoció Norma Otilia Hernández Martínez y se comprometió a visitar la sierra, en su arranque de campaña como candidata a diputada local por el distrito uno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Hernández Martínez arrancó sus actividades proselitistas con una marcha que partió desde el parque Margarita Maza de Juárez y concluyó con un mitin en el kiosco de la alameda central, en la que estuvo acompañada por el dirigente estatal del Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y por el candidato a diputado federal Carlos Sánchez Barrios.

Durante el mitin dirigió un mensaje a sus seguidores, en el que se comprometió a sacar a los jóvenes de las actividades delictivas y darles oportunidades de estudio y laborales. También se comprometió a visitar la zona serrana de este distrito.

«Becarios sí, sicarios no», expresó la candidata del Morena ante los asistentes.

Hernández Martínez dijo sentirse «cobijada por los campesinos que han sido abandonados en los campos en el gobierno, por los jóvenes estudiantes y los que se encuentran en la indefensión, por los maestros tratados como delincuentes por las reformas punitivas, por los adultos mayores y por las personas con discapacidades que han sido manipuladas por los programas sociales».

La candidata también dijo que defenderá «a los comerciantes avasallados por la delincuencia y por el abandono d elos gobiernos» y a la burocracia de Chilpancingo a la que «le han robado sus conquistas laborales» y a los transportistas que han visto mermados sus ingresos por gasolinazos.

Norma Otilia Hernández Martínez se definió a sí misma como «una mujer con visión de futuro y con espíritu de lucha, dispuesta a luchar de la mano de Andrés Manuel López Obrador», candidato del Morena a la presidencia de la República.

Entre sus propuestas, dijo que promoverá una iniciativa ante el Congreso de Guerrero para terminar con los privilegios y salarios elevados de los altos funcionarios. También se comprometió a promover la regulación de tierras, ya que en Chilpancingo hay más de 700 colonias y menos de la mitad están regularizadas.

Dijo que promoverá una iniciativa en ese sentido, para sancionar a los servidores públicos que «trafiquen con los predios irregulares de alta peligrosidad».

También se comprometió a llevar ante el Legislativo una ley de movilidad e infraestructura que le de otro rostro de modernidad a Chilpancingo.

Aseveró que «Guerrero está golpeado por la violencia», por lo que trabajará para «darle a los jóvenes la oportunidad para que ninguno se quede sin estudiar ni trabajar».

La candidata a diputada local del Morena hizo un llamado a la ciudadanía para «no permitir que nos roben la voluntad del pueblo».

«No vamos a permitir más fraudes, más injusticias, más asesinatos, más asesinatos, más desaparecidos, más feminicidios ni más reformas que atentan contra el pueblo. Por eso estamos con Obrador», sentenció.

Deja tu opinión