Chilpancingo, Gro..- La muerte de seis policías estatales que fueron embocados el día de ayer en el municipio de Zihuatanejo, está relacionada con el enfrentamiento que se registró minutos antes entre fuerzas del gobierno de Guerrero y grupos del crimen organizado donde perdieron la vida 10 civiles y fueron aseguradas varias armas de alto poder.

El gobernador del estado Héctor Astudillo Flores en entrevista en el puerto de Acapulco, aseguró que los ataques perpetrados el día de ayer fueron efectuados por un grupo criminal en específico que opera en el municipio, además de que ambos hechos tienen una conexión ya que el asesinato de los policías obedece a una reacción del crimen organizado luego del primer enfrentamiento que se tuvo en el punto conocido como “la quebradora”.

Destacó que se intensificarán los operativos en la zona, a pesar de que es uno de los municipios con mayor vigilancia por parte de los elementos del orden público, ya que prevalece una disputa en la zona por el control entre varios grupos criminales.

Los seis elementos caídos regresaban de una comunidad, luego de cumplir su tarea de brindar seguridad a la población, por lo que el día de mañana se realizará un homenaje a los oficiales, quienes fueron cobardemente asesinados, en respuesta por la muerte de 10 presuntos integrantes de un grupo criminal que fueron abatidos por sus compañeros en otro hecho.

Deja tu opinión