Marco Leyva encabezó la peor administración municipal

El alcalde suplente de Chilpancingo informó que acatará la resolución de la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que ordena la reinstalación de Marco Antonio Leyva Mena al cargo y funciones de presidente municipal constitucional de la capital.

Durante la sesión pública de este jueves, la Sala Regional del TEPJF le ordenó al Congreso de Guerrero la reincorporación de Leyva Mena a la alcaldía y que garantice su derecho a desempeñar el cargo.

Tras la resolución, el alcalde suplente convocó a una conferencia de prensa en el ayuntamiento, en la que estuvo acompañado por los síndicos Miguel Ángel Hernández Gómez y Cristina Morales Nicolás, así como la regidora Margarita Montaño Salinas.

Tejeda Vargas dio lectura a un documento, en el que reprobó la resolución del TEPJF y responsabilizó a Leyva Mena de todos los problemas que enfrenta Chilpancingo.

«Respetamos la resolución (…) y acataremos su resolutivo, aunque no lo compartimos, pues somos nosotros los habitantes chilpancinguenses quienes hemos tenido que sortear el peor gobierno municipal que nos haya tocado vivir, el que encabezó Marco Antonio Leyva Mena», expuso Tejeda Vargas.

Detalló que como alcalde sustituto se encontró con «un ayuntamiento completamente quebrado, con graves problemas económicos, jurídicos, sociales y políticos».

Lo más reprobable, dijo, «es que siendo la capital del estado, nos hayamos convertido en la capital de la basura y del desgobierno».

Por ello, indicó que su primera acción de gobierno fue convocar a los síndicos y regidores para pedirles que trabajaran «en conjunto y unidad, sin tintes políticos ni partidistas, por el bien de Chilpancingo».

Tejeda Vargas afirmó que «la gran mayoría» de los ediles «se mostró sorprendido» porque Marco Antonio Leyva Mena «en dos años ni siquiera una llamada les había hecho».

Recordó que el 16 de octubre de 2017, Leyva Mena pidió licencia al Congreso de Guerrero por el resto de su periodo, «dada la insostenible situación de ingobernabilidad y sabiéndose completamente incapaz de continuar al frente del ayuntamiento de Chilpancingo».

Para entonces, dijo, «el ánimo y el encono social ya estaban exacerbados, aunado a que en ese momento ya se conocía el desfalco financiero del ayuntamiento».

El alcalde suplente también recordó que a principios de octubre de 2017, un grupo de empresarios de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), organización gremial a la que pertenece Tejeda Vargas, acudieron al Congreso local a solicitar un juicio de revocación de mandato contra Leyva Mena.

También destacó que la fracción parlamentaria del PRD «pidió que se iniciara un juicio de desafuero contra el primer munícipe por malos manejos financieros».

Tejeda Vargas consideró que «para evitar la vergüenza pública», Marco Antonio Leyva solicitó licencia por el resto de su mandato al Poder Legislativo.

Sin embargo, señaló que esto ocurrió a finales del año, por lo que fue complicado para él, al asumir como suplente, «hacerle frente a los compromisos del ayuntamiento con los trabajadores, como es el pago anticipado de la nómina y la mitad del aguinaldo».

«Fue realmente complicado, pues no se hizo la previsión del gasto y no había un solo peso para ese derecho de los trabajadores», relató.

Asimismo, criticó que Leyva Mena buscara su reincorporación el 8 de enero de este año, cuando el cabildo ya había resuelto el problema.

El alcalde suplente acusó que «al irrumpir (Marco Leyva) en las instalaciones del ayuntamiento, sin que el Congreso lo hubiera reinstalado en su cargo, lo primero que preguntó fue cuánto se había recaudado de impuesto predial y dio nombramientos ilegales, tratando en primera instancia de hacerse del control de las cuentas del ayuntamiento».

En la recta final de su mensaje, Jesús Tejeda Vargas destacó que han habido «innumerables manifestaciones de rechazo» a la reincorporación de Leyva Mena.

«Los sectores sociales y sobre todo el sector económico han mostrado una gran preocupación», apuntó.

Presumió que como alcalde suplente pudo «enderezar» el ayuntamiento en cuestión de meses, aunque reconoció que le dio «mucho trabajo».

Tejeda Vargas cerró su último mensaje como alcalde capitalino con un agradecimiento al gobernador Héctor Astudillo Flores y un reconocimiento al Grupo de Coordinación Guerrero.

Por su parte el síndico Miguel Ángel Hernández Gómez respaldó al alcalde sustituto y destacó que «mostró buena disposición para hacer equipo y enfrentar todos los problemas» que enfrentaba la capital, como la basura, la inseguridad y la distribución de agua.

También señaló las labores que encabezó Tejeda Vargas para «atender los problemas financieros de los trabajadores de Chilpancingo».

«En este tiempo hemos trabajado coordinadamente con el alcalde, en un esfuerzo extraordinario para hacer las gestiones pertinentes y afrontar los problemas (…). Hemos ido poco a poco resolviendo cada uno de ellos y para el tiempo que falta para concluir la administración es importante expresarlo», expuso.

Hernández Gómez expresó su inconformidad con la reinstalación de Marco Antonio Leyva Mena en la alcaldía capitalina.

«Nosotros no estamos de acuerdo (con la resolución del TEPJF), sin embargo, por ser un órgano jurisdiccional, tendremos que acatar todas las medidas que conlleve. En el tiempo que hemos trabajado con Tejeda lo hemos hecho de manera puntual y oportuna. Tuvimos más sesiones con él que a lo largo de los años de Marco Leyva», comentó en la conferencia de prensa.

También señaló que el problema de la basura fue resuelto «poco a poco» por el alcalde suplente.

La síndica Cristina Morales Nicolás también cobijó al empresario Jesús Tejeda Vargas y aplaudió el gobierno que encabezó durante los últimos meses.

Sin embargo, dijo que acatarán la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacióin.

«Es un momento complicado, difícil, se ha venido trabajando a marchas forzadas con el apoyo y colaboración de los tres niveles de gobierno. Se han hecho gestiones que me queda claro que han sido de mucho esfuerzo. Tejeda ha tocado todas las puertas posibles y ha hablado con todas las personas que pudieron contribuir para que el ayuntamiento camine, para lo cual se requiere humildad, modestia, compromiso y gran amor por Chilpancingo», expresó.

Dijo que la ruta que adoptó el ayuntamiento desde la llegada de Tejeda Vargas fue «de solidaridad, de un reto permanente»

Morales Nicolás apuntó que «aún hay temas complicados», como la cuestión financiera.

Al término de sus posicionamientos sólo dieron oportunidad de tres preguntas de los periodistas que se centraron en la situación financiera del ayuntamiento.

Los síndicos dijeron que estarán al pendiente de las resoluciones que emitan las instancias fiscalizadoras.

El alcalde suplente dijo que está preparado para «en el momento que se le requiera» presentar la cuenta pública.

Se les cuestionó en qué basan sus acusaciones de desfalco financiero, después de que el cabildo aprobó la cuenta pública de 2016, mientras que la de 2017 no ha sido entregada aún por Marco Antonio Leyva Mena.

«La información que tenemos es que hay graves problemas económicos que no se han podido comprobar. El ayuntamiento ha sido transparente en los compromisos financieros y para eso son las instancias para fiscalizar», respondió Tejeda Vargas.

También argumentó que las acusaciones se basan en que «se hicieron muy pocas obras, otras se iniciaron y no se concluyeron y otras más sólo se anunciaron».

Además se les preguntó sobre el salario de los regidores, luego de que Marco Antonio Leyva Mena denunciara que éstos reciben 137 mil pesos y la nómina de todos ellos asciende a casi cinco millones de pesos mensuales.

«Son informaciones inexactas, obvio comentarios, el ayuntamiento es muy transparente en los compromisos financieros», respondió el alcalde suplente. Ninguno de los síndicos ni la regidora que los acompañó emitieron comentarios al respecto.

Deja tu opinión