El ex dirigente estatal del PRI llama a frenar la guerra sucia entre los partidos

El ex dirigente estatal de PRI, Héctor Apreza Patrón hizo un llamado a los militantes de todos los partidos políticos a detener cualquier acción de guerra sucia, en el entendido de que Guerrero ya no está para más violencia y de que el estado necesita iniciar un profundo proceso de reconciliación.
Apreza Patrón es candidato a diputado local por la vía de la representación proporcional, aunque su arribo al Congreso de Guerrero se puede considerar como inminente, sostiene que no esperará de manera inactiva y por ello es que de manera constante sostiene reuniones con candidatos por la vía de la mayoría relativa, para reforzar sus estructuras e incrementar sus posibilidades de éxito.
Sin embargo, reconoce que conforme se aproxime la jornada electoral también se incrementarán las campañas de guerra sucia entre los candidatos a diferentes cargos e elección popular.
Reconoció que en tiempos de campaña las estrategias encaminadas a desacreditar al oponente se pueden llegar a considerar como normales, pero aclaró que estas no ayudan.
Por lo tanto, hizo un llamado a los candidatos de todos los partidos políticos para “no abonar más en la confrontación entre los guerrerenses”, lo que implica actuar con una verdadera cultura democrática.
“No nos distanciemos más (…), los candidatos de los distintos partidos tenemos la obligación de ir a trabajar con la gente sin confrontarla más. Guerrero no está para más pleitos, Guerrero no está para más violencia. Guerrero está para que los que andamos en la actividad política pongamos nuestro esfuerzo y busquemos los caminos para el reencuentro, para la reconciliación social”, aseveró.
Para el también ex líder del Congreso local, la reconciliación es necesaria en Guerrero para lograr la unidad entre sus ciudadanos y facilitar la transición hacia un mejor estado de cosas.
René Juárez, reconocimiento al priismo de Guerrero
Respecto a la designación del ex gobernador de Guerrero, René Juárez Cisneros, como dirigente nacional del PRI, Apreza sostiene que se trata de un reconocimiento al priísmo de Guerrero, aunque consideró importante ampliar la información.
“En realidad no es un reconocimiento al priísmo de Guerrero, es un reconocimiento a la capacidad y al talento de los guerrerenses. Sin duda ocupar una posición de esa naturaleza es un privilegio”, indicó.
De hecho, aseguró que dicho nombramiento fue visto de manera positiva incluso por ciudadanos que no simpatizan con el partido tricolor.

Deja tu opinión