Hay que ir por ellos, dice al gobierno federal

El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que el crimen organizado pretende incidir en el proceso electoral para controlar alcaldes y diputados locales, razón por la que anticipó acciones conjuntas con la federación para evitar un empoderamiento de los grupos delictivos en la política.

Astudillo Flores recordó que hace algunos meses, en una reunión con los demás gobernadores del país tuvo la oportunidad de expresar su preocupación por la injerencia que podrían tener los grupos del crimen organizado en el proceso electoral que está en curso.

“No me equivoqué, ya se veía venir, han sucedido hechos como lo que sucedió y el caso de Abel Montufar (Mendoza) es uno más de lo que se ha presentado y que hemos lamentado, que debemos procurar que se haga justicia”, anotó.

El problema se vive en el territorio local, pero con arista muy claras que lo sacan de ese ámbito y lo llevan a lo federal, como es el hecho del armamento y el tipo de delitos que se cometen.

Astudillo Flores advirtió: “Los grupos delictivos intentan no solo extorsionar, si no controlar el territorio a través de las autoridades, esta región (Tierra Caliente) padece este grave problema, la injerencia de esos grupos que no se conforman con controlar el paso de la droga que viene de las partes altas, también les interesa controlar los ayuntamientos y quienes van a ser representantes en el Congreso del estado”.

Por eso hizo una convocatoria: “hay que darles una lucha frontal y decidida, porque no solo se trata de disminuir al empresariado, a la sociedad, sino también a lo que piensan que puede ser autoridad”.

Enfatizó: “hay que ir por estas personas, por estas figuras que han deformado la situación social y política del país, para procesarlas y llevarlas ate la ley, porque no habrá manera de que un pueblo pueda progresar, si sigue bajo la amenaza de delincuentes, como eso que aconteció”.

Para el jefe del Ejecutivo local, el asesinato de Montufar Mendoza está ligado al de otro alcalde de la Tierra Caliente; Ambrosio Soto Duarte de Pungarabato.

Vía telefónica, Astudillo reconoció la magnitud del problema que el gobierno estatal y de la federación tiene enfrente, por lo que ratificó su determinación de no huirle.

Aunque en esta ocasión la víctima, Abel Montufar es militante del PRI, señaló que han caído simpatizantes de otros partidos políticos, razón por la que insistió en la necesidad de cerrar filas.

Comentó que ya tuvo la oportunidad de dialogar con los titulares de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de Gobernación federal, por lo que se ha puesto en marcha un operativo importante en la Tierra Caliente para dar con los responsables, con la certeza de que lo sucedido la jornada del martes 8 de mayo no puede quedar impune.

“Es tempo de meterse con mayor autoridad en la Tierra Caliente, porque lamentablemente, en algunos casos la política se está mesclando con la delincuencia, eso hace que la delincuencia se sienta el gran señor para mandar, no podemos permitir que haya alcaldes y diputados controlados por grupos criminales”.

Héctor Astudillo reconoció que se está en un momento crucial, pues está claro que el crimen pretende avanzar en un terreno muy delicado: “la delincuencia quiere meterse a un terreno en el que no debe de estar; no deben estar en ningún terreno, pero tampoco en la política”.

Deja tu opinión