· No informan los resultados de la investigación realizada por la FGE

Rogelio Agustín

A cinco meses de permanecer encuartelados y sujetos a investigación por el asesinato de dos jóvenes, casi un centenar de policías preventivos volvieron a patrullar las calles y colonias de Chilpancingo, que estaban bajo el resguardo de la policía del Estado y la federación.
El vocero del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia confirmó que este sábado 23 de junio, todo el personal de la Policía Preventiva de Chilpancingo que permanecía concentrado en su cuartel general volvió a entrar en operaciones.
Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) fueron concentrados desde la tarde del jueves 4 de enero, cuando los trabajos en materia de prevención del delito fueron asumidos por la Policía del Estado, la federal y personal del Ejército Mexicano.
La decisión de concentrar y someter a investigación al personal, fue la versión de que elementos de la corporación local participaron en la privación de la libertad y el asesinato de dos jóvenes, Jorge Arturo Vázquez Campos y Marcos Catalán Cabrera, ocurrido entre el 30 y 31 de diciembre de 2017.
Álvarez Heredia indicó que el resguardo de la capital del estado permanecerá en manos de la policía preventiva Municipal, la del Estado y los cuerpos de seguridad de nivel federal.
En el reporte que se emitió la tarde del sábado 23 de junio, no se informa la situación que guarda la investigación realizada por la Fiscalía General del Estado (FGE) en torno a los hechos en que se desapareció y privó de la vida a los jóvenes empresarios Jorge Arturo Campos y Marcos Catalán.

Deja tu opinión