Tomaron la sede del Congreso y del ayuntamiento capitalino

Grupos de trabajadores sindicalizados y recolectores de basura independientes tomaron las instalaciones del Congreso local, con la intención de impedir la sesión de Pleno que se desarrollaría este jueves 21 de junio, en la que estaba programada la reinstalación del presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena.

Desde el martes 19 de junio, la Comisión de Gobernación y Asuntos Políticos del Congreso local firmó un dictamen que valida la reinstalación de Leyva Mena en la jefatura de cabildo de Chilpancingo, en acatamiento a la sentencia que el 24 de mayo emitió la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Dicha sentencia fue consecuencia de un juicio de defensa de los derechos político electorales promovido por el alcalde con licencia de la capital de Guerrero, luego de que no se atendiera una solicitud presentada desde la mañana del 8 de enero del presente año.

Ese día, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Héctor Vicario Castrejón manifestó que el dictamen sería aprobado durante la jornada legislativa de este jueves 21, de acuerdo con los tiempos que marca la Ley Orgánica del Poder Legislativo.

Sin embargo, desde las 08:30 horas, integrantes del Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo (SITACH) cerraron las instalaciones del Palacio Municipal, con la clara consigna de impedir el acceso de funcionarios y visitantes, como una muestra de rechazo ante el posible regreso de Leyva a la alcaldía.

Casi de manera simultánea, otros integrantes del SITACH llegaron a las instalaciones del Congreso y cerraron todos los accesos, también dejaron fuera a trabajadores, diputados y visitantes.

Desde la noche anterior, el presidente municipal con licencia advirtió sobre dicha acción y solicitó a la Junta de Coordinación Política que tomara las medidas encaminadas a preservar el desarrollo de la sesión del Pleno.

Desde las 08:30 horas, a las inmediaciones del Congreso llegaron trabajadores sindicalizados y cerraron los accesos, luego se sumaron algunos operadores de maquinaria pesada y recolectores de basura independientes, quienes colocaron sus unidades en las inmediaciones de la sede oficial del Poder Legislativo.

Antes de las 14:00 horas, la Junta de Coordinación Política informó que al no existir condiciones, la sesión de Pleno de este jueves 21 de junio quedaba suspendida.

Derivado de la veda electoral, los representantes populares decidieron con tiempo de anticipación no sesionar durante la próxima semana, de tal suerte que regresarán a sus actividades normales hasta el martes 3 de julio, dos días después de las elecciones.

Hasta ese día, si hay condiciones el Pleno del Congreso habrá de desahogar el procedimiento legislativo.

Para esa fecha, ya se sabrá quien será el próximo jefe de cabildo en la capital del estado.

Deja tu opinión